GIEI: Añez se autoproclamó y en su régimen hubo masacres y ejecuciones sumarias

ABI.- La viceministra de Comunicación, Gabriela Alcón, recordó que el informe del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI- Bolivia) indica que Jeanine Áñez se autoproclamó presidenta del Senado y, luego, presidenta del país, sin cumplir la normativa vigente.

“(…) El informe del GIEI, estas 430 páginas que es un informe respaldado de entrevistas ¿qué es lo que menciona? Dice: ‘la señora Áñez se autoproclama’. Ahí se reconoce que no se respeta lo establecido en nuestra normativa, por tanto, nosotros insistimos, aquí hubo una ruptura del orden constitucional, acá hubo un golpe de Estado”, indicó.

En ATB, añadió que “en siete días una vez autoproclamada, se ha tenido las masacres de Sacaba y Senkata, se ha tenido las violaciones a los derechos humanos, se han tenido las ejecuciones sumarias. ¿Qué significan las ejecuciones sumarias? Mientras la población, nuestra gente estaba escapando por la espalda, dispararles. Entonces, eso es lo que hemos vivido acá”, manifestó.

Lamentó que mientras el régimen de Áñez manejaba los relatos falaces de que los manifestantes civiles se mataron entre ellos o que querían hacer volar la planta de hidrocarburos en Senkata, 37 personas perdieron la vida.

“Esto no podemos dejarlo en la impunidad y decir ‘acá no pasó nada’, acá nosotros tenemos un documento (del GIEI) que nos da recomendaciones y entre ellas está precisamente la justicia», sostuvo.

En 2019, Jeanine Áñez indicó que asumía la presidencia del Senado y, luego, la presidencia de Bolivia, en forma legal.

El abogado Luis Vásquez Villamor, asesor de Jorge Tuto Quiroga y artífice del armazón jurídico para que Áñez asuma la Presidencia, añadió entonces que el principio que se aplicó para que ella llegue al poder estuvo en el marco del derecho y de la legalidad.

Sin embargo, pese a esas versiones, la investigación del GIEI encontró que Áñez se proclamó presidenta del Senado sin cumplir requisitos legales.

“Para elegir presidente del Senado, paso previo para la designación del presidente provisorio de Bolivia, se debe contar con un quórum de la mitad más uno de los 36 senadores, es decir, 19 legisladores, de acuerdo con su reglamento interno. Según el reglamento interno de la Cámara de Senadores, para elegir el presidente del Senado se debe contar con un quórum de la mitad más uno de los 36 senadores, es decir 19 legisladores. El mismo reglamento tiene normas que, de un lado, atribuyen a la segunda vicepresidenta reemplazar a la presidenta y a la primera vicepresidenta cuando ambas se hallen ausentes y, de otro, define que corresponde la presidencia de la Cámara al bloque de la mayoría. En reunión del Senado sin el quórum previsto en reglamento, Jeanine Áñez se proclamó como presidenta de la Cámara de Senadores, en sucesión por vacancia de los cargos de presidente y primer vicepresidente. Luego, también sin el quórum requerido, en el recinto de la Asamblea Legislativa, Áñez se declaró presidenta interina del Estado Plurinacional de Bolivia”, enfatiza el informe internacional.

“Ese mismo día de noviembre, Jeanine Áñez ingresó a Palacio Quemado y el jefe de la Casa Militar le puso la banda presidencial y le entregó el bastón de mando”, agrega el informe del GIEI.

JML / Agencia Boliviana de Información

Vocero: Informe del GIEI muestra que en Bolivia hubo masacres y ejecuciones sumarias

El vocero presidencial, Jorge Richter, afirmó que la presentación del informe del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) ante el Consejo Permanente de la OEA, muestra de manera clara lo ocurrido en Bolivia en noviembre de 2019, donde hubo graves vulneraciones a los derechos humanos, masacres y ejecuciones sumarias, aspectos que desestabilizaron el orden democrático y la convivencia entre bolivianos.

Explicó que informe final del GIEI-Bolivia no sólo ratificó las graves violaciones a los derechos humanos ocurridas en 2019, sino también detalla que, debido el ultimátum que las Fuerzas Armadas le dieron a Evo Morales, se generó un desequilibro del orden político y social que ocasionó la toma de poder de parte de quienes establecieron la ruptura constitucional en el país.

“Este informe se sumó a la acumulación de eventos que generan una fuerte frustración en la derecha radical de nuestro país, frustración que también sintió el impacto de las declaraciones del relator de la ONU, Diego García-Sayán, quien dijo que durante su visita al país no había recibido pruebas que acrediten que hay persecución política”, afirmó Richter a Bolivia Tv.

Recordó que García-Sayán no solo afirmó que no había tenido ninguna prueba, ninguna acreditación que demuestre que en Bolivia haya persecución política, sino que se reunió con las víctimas de las masacres de Sacaba y Senkata, y escuchó testimonios desgarradores de personas que sufrieron las consecuencias de la brutal represión del gobierno de facto de Jeanine Añez.

El vocero cuestionó a algunos medios de comunicación que interpretan el informe del GIEI a partir de si hubo golpe de Estado. 

“Pueden dar cualquier tipo de interpretación, lo que nunca van a poder borrar, lo que nunca van a poder ocultar, lo que nunca van a poder confundir y extinguir, son los resultados de 38 personas que perdieron la vida, de miles de bolivianas, bolivianos que fueron conducidos a las cárceles y de más de 800 heridos”, aseveró. 

Si García-Sayán decía que en el país había persecución política, la derecha le habría levantado un monumento, ironizó Richter y criticó que para los familiares de las víctimas de las masacres, para las víctimas de la violencia del régimen de facto no haya editoriales, columnas de opinión, ni imágenes en los canales, “ni empatía ni solidaridad con lo que ellos viven”.

FCC / Agencia Boliviana de Información
ABI. Derechos Reservados. 1996 – 2022