Atentado a Cristina: El «hermano del alma» de Macri, Nicolás Caputo, investigado por pagos a Revolución Federal

EL DESTAPE / Buenos Aires.- La investigación por el origen de los grupos de odio que realizaron violentos escraches en los últimos meses apunta ahora al «hermano del alma» del ex presidente Mauricio Macri. El vocero del grupo de odio Revolución Federal, al que se vincularon Brenda Uliarte y Fernando Sabag Montiel, recibió transferencias millonarias de parte del grupo empresarial de Nicolás Caputo, según deslizaron fuentes de la investigación a El Destape

Esta hipótesis tiene en la mira a Jonathan Morel, vocero de Revolución Federal y quien pedía «bala a los kirchneristas» en las redes sociales, como receptor de transferencias millonarias provenientes del grupo Caputo. La investigación apunta a dilucidar cómo se financian estas organizaciones violentas que salieron a la luz en los últimos meses. La «banda de los copitos», como se la conoce ahora popularmente por ser supuestos vendedores de algodones de azúcar, pretendía alquilar un departamento cerca del de la ex presidenta, en una de las zonas más caras de la Capital Federal. 

Revolución Federal viene realizando desde mayo escraches violentos y acciones ilegales en contra de políticos y edificio públicos. Entre sus víctimas se encuentran el referente del MTE, Juan Grabois, el actor Pablo Echarri y el flamante ministro de Economía, Sergio Massa. El 18 de agosto realizaron una marcha de antorchas frente a la Casa Rosada, a la que asistió Brenda Uliarte, hoy detenida por el intento de homicidio contra CFK. Existen dudas sobre su principal referente, que se presenta como un “comerciante” joven que tiene a cargo 4 empleados.

Morel reconoció que dijo: «hay que prender fuego y matarlos a todos»

En una entrevista en Net Tv, le preguntaron a Morel si dijo «con la política y la legalidad no se puede hacer nada, por lo cual hay que organizarnos para prender fuego el país y matarlos a todos». En la respuesta lo reconoció aunque le intenta bajar el tono. 

«Eso fue en TwitterSpaces. Yo no podría matar a nadie, pero eso fue en un momento de enojo, son conversaciones más privadas. Uno abre ese espacio cuando hay un quilombo. Por ejemplo, el space que titulé Amor en Recoleta, el día que Alberto Fernández salió a hablar en TN y no dijo nada de qué hacer con la pobreza o la inseguridad y sólo habló de Cristina, yo estaba indignadísimo. Seguro en ese momento habré dicho barbaridades sobre él, pero fue lo que en su momento generó un tipo cínico y soberbio», señaló.

Leonardo Sosa es otro de los referentes de Revolución Federal. En sus redes, donde replica lo que sostienen los referentes libertarios e incluso la presidenta del PRO, Patricia Bullrich, se burló del intento de magnicidio. El 3 de septiembre, por ejemplo, retuiteó: “No me defraudaron y se le pararon de manos al discurso victimista K, los felicito a los dos @JMilei y @jlespert”. 

También el 3 de septiembre, Sosa retuiteó una frase de José Luis Espert que había replicado Avanza Libertad: “@jlespert en @C5N: ‘Acá no hay ni violencia política como la que tuvimos en los 70 que fue un baño de sangre, eso sí fue violencia política, ni tampoco hay discurso de odio. No tienen ni idea de lo que es un discurso de odio’», dijo para bajarle el precio al intento de magnicidio. Un día antes, el 2 de septiembre, Sosa tuiteó en favor de la presidenta del PRO por su reacción ante el intento de asesinato de Cristina: “Bullrich 2023 mas que nunca”. A su vez, ante la declaración previa de Máximo Kirchner de que «en Juntos por el Cambio están viendo quién mata al primer peronista», tuiteó: “JSNDKDKD OJALA”.

Tezanos Pintos, la abogada Gladys Egui, Leonardo Sosa y Gastón Guerra se reunieron el 28 de agosto en el sexto piso del edificio de Juncal y Uruguay, justo un piso más arriba de donde se encontraba CFK. Tanto Sosa como Guerra se fotografiaron en el departamento y subieron la imagen a redes.

ENLACE DE EL DESTAPE:

https://www.eldestapeweb.com/politica/justicia/investigan-pagos-de-nicolas-caputo-a-revolucion-federal-el-grupo-de-odio-que-realizo-escraches-contra-el-gobierno-20229148380

¿Quién es Ximena de Tezanos Pinto, la vecina de Cristina Kirchner?

De las banderas con proclamas republicanas a convertirse en puerta de acceso para grupos violentos a la intimidad de la vicepresidenta, la simpatía que le despiertan Javier Milei y Victoria Villarruel y los lazos con militantes que se referencian en Patricia Bullrich.
Desde el 6º piso del edificio, Ximena de Tezanos Pinto se convirtió en una referencia para los grupúsculos antikirchneristas.
Desde el 6º piso del edificio, Ximena de Tezanos Pinto se convirtió en una referencia para los grupúsculos antikirchneristas.

Por Luciana Bertoia / PAGINA 12/ Buenos Aires.- Ximena de Tezanos Pinto vive un piso más arriba que Cristina Fernández de Kirchner en el edificio de la esquina de Juncal y Uruguay. Durante algún tiempo fue la “vecina de Cristina” que colgaba banderas del balcón con proclamas republicanas, que no ocultaba su antipatía por el peronismo, pero desde hace unos días empezó a aparecer como la puerta de acceso de sectores encolerizados a la intimidad de la vicepresidenta, lo que genera una especial alarma entre quienes rodean a CFK después de que una célula integrada, al menos, por Fernando Sabag Montiel y Brenda Uliarte –y con alguna participación de Agustina Díaz– intentara asesinarla hace menos de dos semanas.

Cuando Tezanos Pinto se mudó al sexto piso, Cristina y Néstor Kirchner ya vivían allí. Durante años no se cruzó con CFK porque ella estaba instalada en Olivos. Cuando CFK dejó la Rosada en 2015, la que ya no residía allí era Tezanos Pinto porque se había vuelto a casar y vivía con su pareja en otro lugar. Volvió al edificio durante la pandemia y fue en ese momento que empezó a convertirse en una referencia para los grupúsculos antikirchneristas que se congregaban en las afueras del edificio para expresar su rechazo a la vicepresidenta.

Tezanos Pinto se define como liberal. Está afiliada a Republicanos Unidos, que tiene entre sus referentes a Ricardo López Murphy –que días antes del atentado contra CFK había tuiteado son “ellos o nosotros” y vaticinado que se vendrían días difíciles–. En la interna de Juntos por el Cambio, votó por López Murphy. Su límite fue María Eugenia Vidal porque la considera hija de la “dedocracia” de Horacio Rodríguez Larreta, denostado por los halcones cambiemitas que encuentran a su mayor referente en Patricia Bullrich.

El voto por Javier Milei

En las generales del año pasado, Tezanos Pinto votó por Javier Milei. No tanto por él, sino por su segunda, Victoria Villarruel“Lo que me convenció de votarlo fue lo que hizo Villarruel con el relato de los terroristas, eso de que eran todos buenísimos y vinieron los militares malos a pegarles», le contó el año pasado al diario La Nación. Villarruel –hija de un militar que reivindicaba haber luchado contra la “subversión” en el Operativo Independencia y sobrina de otro que fue detenido por crímenes en el Primer Cuerpo de Ejército y después declarado incapaz– busca desde hace años que sean los militantes de los años ‘70 quienes deban sentarse en el banquillo.

En los últimos días, en redes sociales, empezaron a relacionar a la vecina de CFK con una exintegrante de la SIDE, Marta Susana García Tezanos Pinto, una mujer que entró al organismo de inteligencia en 1973 y salió eyectada después de que terminara arrestada por un secuestro extorsivo en el que participó como integrante de la banda de Aníbal Gordon. Marta Susana nunca fue investigada por la justicia por crímenes de lesa humanidad –pese a que hay quienes la vinculan con el grupo que operó en el centro clandestino conocido como Automotores Orletti– y terminó durante unos años reciclada como productora televisiva. “No tiene nada que ver conmigo”, dice la vecina de CFK. “Hay un afán por involucrarme en cualquier cosa. Yo sé quién soy y cómo me comporto”, completa en diálogo con Página/12.

La abogada de Revolución Federal

El departamento de Tezanos Pinto tiene cuatro habitaciones amplias con baños independientes. Desde hace tiempo que ella se dedica a subalquilarlas, lo que ya había generado quejas de algunos propietarios. Uno de esos cuartos tiene como moradora a Gladys Egui.

Egui es la abogada de Leonardo Sosaintegrante de Revolución Federal, que tiene como foto de portada en su cuenta de Twitter una imagen de la violenta marcha de antorchas contra la Casa Rosada. Sosa tiene una causa por resistencia a la autoridad por la protesta del 23 de agosto pasado frente a la casa de CFK. En los últimos días, el juez federal Ariel Lijo recibió un peritaje que afirma que Sosa, además, tenía material inflamable en su mochila cuando lo detuvieron. 

El 28 de agosto, Sosa posteó una foto desde el balcón de Tezanos Pinto. Ese mismo día también publicó una imagen Gastón Guerra, que tiene una causa por agredir al cronista de C5N Lautaro Maislin en medio del escrache violento que protagonizaron el día que asumió Sergio Massa al frente del Ministerio de Economía. Casualmente Egui también defiende a Guerra y, según ella declaró, los dos fueron al departamento de Juncal y Uruguay a llevarle unos papeles para las causas y aprovecharon para retratarse. Sentido de oportunidad. 

Tezanos Pinto reconoció que había tenido contacto con Guerra en redes sociales. Con Sosa no lo dijo pero también lo tuvo. Cuando él posteó un escrache a Mirta Tundis, ella le respondió: “Repudio ciudadano, no van a encontrar paz en lo que les queda de vida”.

El nexo aparente entre Egui, los activistas de Revolución Federal y Tezanos Pinto es una mujer llamada Cristina Luján Romero. Es una de las amigas de la vecina de CFK con quien intentaron viajar a Dolores para darle su apoyo a Mauricio Macri cuando debió presentarse a indagatoria por el espionaje a los familiares del ARA San Juan, pero se quedaron a pie porque el auto se descompuso a la altura del Obelisco. 

Tezanos Pinto y Romero se conocieron en las movilizaciones de apoyo al policía Luis Chocobar, que fusiló a Juan Pablo Kukoc por la espalda en diciembre de 2017. El policía fue uno de los caballitos de batalla de Patricia Bullrich, que incluso lo llevó a la Casa Rosada. “Luján”, como Tezanos Pinto llama a su amiga, no oculta su devoción por la presidenta del PRO.

ENLACE DE PAGINA 12:

https://www.pagina12.com.ar/481828-quien-es-la-vecina-de-cristina-kirchner

Sabag Montiel y Uliarte planeaban alquilar un departamento en Recoleta para vigilar a la vicepresidenta

Atentado contra CFK: La nueva detenida y el misterio del financiamiento de la banda

Por los mensajes hallados en el teléfono de Brenda Uliarte fue detenida otra presunta cómplice, Agustina Díaz, quien le recriminó a la novia de Fernando Sabag haber mandado «a este tarado» a concretar el ataque. También por los datos obtenidos del celular se supo que los acusados buscaban alquilar un departamento cerca del de la vicepresidenta. Las sospechas por el financiamiento del grupo se acrecientan con otro mensaje de Uliarte: «Si me falta plata ya sé a quien recurrir”.
"¿Cómo mandaste a este tarado?”, le preguntó a Uliarte la nueva detenida, Agustina Díaz, en referencia a Sabag Montiel. 
«¿Cómo mandaste a este tarado?”, le preguntó a Uliarte la nueva detenida, Agustina Díaz, en referencia a Sabag Montiel. 

Por Irina Hauser y Raúl Kollmann  / PAGINA 12.- “¿Por qué falló el tiro? ¿Cómo mandaste a este tarado? … Y después ¿se puso nervioso?”. El mensaje fue enviado por Agustina Díaz a Brenda Uliarte tras el atentado contra Cristina Fernández de Kirchner. “Borrá todo”, le indicó también y le aconsejó deshacerse de su celular y cualquier posible evidencia. Díaz, de 21 años, fue detenida el lunes por la noche a partir del hallazgo de estas comunicaciones en el celular de Brenda, la novia de Fernando Sabag Montiel, el hombre que intentó dispararle a la vicepresidenta. Ambas mujeres hablaron durante al menos un mes antes del atentado con frecuencia y deliberaban sobre la forma de llevar adelante el asesinato. También a partir de los mensajes en el teléfono, los investigadores encontraron que Sabag Montiel y Uliarte pretendían alquilar un departamento cerca de la vivienda de CFK, presumiblemente para vigilarla y planear el ataque. Mientras tanto, en busca de desentrañar cómo se financiaba el grupo y qué estructura tendría detrás, la jueza María Eugenia Capuchetti ordenó levantar el secreto bancario y analizar movimientos del sistema de Mercado Pago. CFK finalmente se presentó como querellante en la causa: designó a los abogados José Manuel Ubeira y Marcos Aldazábal.

“Amor de mi vida” era el nombre con el que figuraba Díaz en la agenda del celular de Uliarte. Tenían una relación de confidentes y de intimidad, además que era notorio que compartían expresiones de odio a la política, al sistema y al kirchnerismo, por lo que surge del análisis de los mensajes que descargó la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) y pudo reconstruir este diario. La nueva detenida –la tercera en el expediente– será indagada este miércoles desde las 9. Por el momento es representada por el mismo defensor oficial que Sabag Montiel, Juan Martín Hermida, aunque habrá que ver si no se evalúa la existencia de intereses contrapuestos.

Es posible que daban ampliar su indagatoria Uliarte y Sabag Montiel, a quienes se les mostrarían las nuevas pruebas incorporadas. El mismo lunes hubo allanamientos en la vivienda de Díaz, en San Miguel, en otro domicilio en la misma zona y otro en la Ciudad de Buenos Aires. Estos dos últimos también son de personas que mantenían trato frecuente con Brenda. En los tres lugares fueron secuestrados celulares, notebooks, tablets y pendrives. Con este nuevo panorama, el grupo investigado excede ya a la llamada “banda de los copitos”, los amigos de Brenda que, igual que ella, vendían copos de azúcar, una actividad que parece haber operado como pantalla. Lo que va quedando cada vez más claro es que hubo planificación, inteligencia previa y maniobras de encubrimiento.

Celular recargado

Como reflejó Página/12, el celular de Brenda resultó una enorme fuente de información para la causa judicial. De allí surge también, por una serie de audios, que junto con Sabag Montiel planeaban alquilar un departamento en la zona de Recoleta para tener una buena vista de la vivienda de CFK, el entorno y estudiar los movimientos. Habrá que ver si existe alguna relación entre ese intento y la llamativa presencia de la abogada Gladys Egui, que representa a dos integrantes de la agrupación de ultraderecha Revolución Federal, Leonardo Sosa y Gastón Guerra que, al parecer, también se juntaban ahí. Ese grupo organizó algunas de las manifestaciones más violentas de los últimos tiempos (como la de antorchas y las de las guillotinas), como inquilina de una habitación en la casa de la vecina de la vicepresidenta, Ximena de Tezanos Pinto. Brenda Uliarte participó de algunas de esas protestas de odiadores y un denominador común de las personas bajo investigación es que participaban de grupos de Telegram y Whatsapp precisamente de “haters”. Son grupos donde convergen cientos de personas que comparten noticias y comentarios y se agitan entre ellos y ellas con extrema agresividad.

Intento previo

Otra de las revelaciones recientes, también derivada del intercambio de mensajes entre Uliarte y Sabag Montiel, es que habían hecho al menos un intento previo de asesinar a la vicepresidenta el sábado 27 de agosto, el mismo día que el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta puso vallas en la cuadra de su vivienda, tras lo cual hubo una movilización masiva hacia allí que derivó en que a la noche ella diera un discurso en un escenario montado para esa ocasión. Los mensajes de la pareja hacen suponer que el plan era matarla cuando saliera a hablar. Sabag le decía a Uliarte: “No, no es que se dé cuenta, el tema es que hay una cámara de C5N y hay poca gente, y la gente se está yendo y el momento es ese, ahora ya es tarde, o sea son las 12 y ella salió a esa hora, y era a esa hora”. Otro mensaje de él insistía: “No, ya se metió adentro y el escenario, el anfiteatro lo sacaron. Le toqué la espalda a Axel Kicillof y se metió en un Toyota Etios, eh, y se fue, un quilombo. Ella está arriba pero no creo que salga, así que ya fue, dejá, voy para allá. Quédate ahí, no traigas nada”.

Esa última frase deja flotando la posibilidad de que fuera Brenda quien llevaba el arma, algo que los investigadores sospechan pudo haber ocurrido el 1 de septiembre, el día que Sabag Montiel finalmente intentó disparar pero falló. La jueza mandó a peritar la bolsa blanca que Brenda llevaba ese día, para establecer si allí estuvo la Bersa calibre 32, que la pareja también exhibió en fotos halladas en el celular del agresor. Con esa bolsa la mujer se fue del lugar haciéndose la distraída cuando a Sabag se lo llevaban primero los militantes y luego la policía. A la noche durmió en la casa de un exnovio, que entregó lo que ella dejó ahí al juzgado.

Querellas 

Cristina Kirchner presentó finalmente un escrito ante el juzgado de Capuchetti en el que pide ser querellante y que se les dé “acceso urgente al expediente” a los abogados que designó, que son José Manuel Ubeira y Marcos Aldazábal. También requirió que “si se vuelve a decretar el secreto de sumario, se convoque a mis letrados a todo acto definitivo e irreproducible”. Ahora la causa no está bajo secreto pero podría volver a estarlo. También anunció que cuando lo crea oportuno iniciará acciones civiles con el patrocinio de Gregorio Dalbón.

 

El lunes por la tarde se había sumado una nueva amenaza a la vicepresidenta, con un llamado desde La Plata, con una voz femenina, al 911, que decía que la mataría. “Nada se debe minimizar”, dijo el ministro de seguridad, Aníbal Fernández. La jueza Capuchetti incorporó el hecho al expediente y ordenó reforzar la custodia de CFK.  

Por otra parte, Sergio Massa decidió también presentarse como querellante por el ataque que sufrió cuando se dirigía en su auto a jurar como ministro de Economía.

Financiamiento

Uno de los grandes interrogantes de la causa es quién financiaba y, eventualmente, orientaba o daba instrucciones al grupo de sospechosos, lo que todavía está en etapa de reconstrucción. En ese sentido, resultó sugerente un mensaje de Uliarte hallado en su teléfono: “Si me falta plata ya sé a quien recurrir”, le dijo a una amiga. La jueza ordenó levantar el secreto bancario de los investigados que tengan cuentas y analizar movimientos de aplicaciones como Mercado Pago.

Pedofilia

En una derivación de la investigación principal, el fiscal Carlos Rívolo pidió que Sabag Montiel sea investigado por presunta pedofilia, luego de que en su teléfono celular se hallaran imágenes de «personas que aparentan ser menores de dieciocho años participando de actividades sexuales explícitas».

ENLACE PAGINA 12:

https://www.pagina12.com.ar/481838-atentado-contra-cfk-la-nueva-detenida-y-el-misterio-del-fina