Legisladores y activistas piden enjuiciar a los cómplices del Golpe de Añez

AGENCIA BOLIVIANA DE INFORMACION (ABI).- El coordinador del Comité Impulsor del juicio contra Áñez, Aldo Michel, dijo que, a pesar de las chicanas procesales, los operadores de justicia “tienen que ponerse a tono del clamor popular, de las víctimas, de los sectores sociales, del pueblo boliviano”.

Al juicio penal contra la exsenadora y su gabinete se agregaron los nombres de Carlos Mesa, Jorge Quiroga, Luis Fernando Camacho, Waldo Albarracín, Israel Alanoca y Samuel Doria Medina.

El abogado de la exdiputada Lidia Patty, Jorge Nina, presentó a la Fiscalía de La Paz un memorial de denuncia ampliatoria contra esos actores políticos.

En opinión del asambleísta departamental por Cochabamba, Sergio de la Zerda, el pedido de ampliación es “adecuado”.

“La señora Áñez no ha actuado sola. Recordemos de manera clara las declaraciones del señor Mesa, oponiéndose a que se constituya una verdadera sustitución constitucional, por otro lado, los dichos del señor Camacho que declaró que su padre habría comprado a policías y militares para no controlar las movilizaciones, así también el señor Tuto Quiroga quien habría dado órdenes a las Fuerzas Armadas sin estar facultado para aquello”, precisó el legislador regional a radio Fides.

El juicio Golpe de Estado I está en etapa preparatoria y tiene un desarrollo pendiente, principalmente porque no se tomaron las declaraciones de los actores políticos que obstaculizan el desarrollo del proceso.

De momento, sólo Ricardo Paz, asesor de Carlos Mesa, se presentó a declarar en la Fiscalía de La Paz.

El delito de sedición, que figuraba también en la imputación inicial del caso Golpe de Estado I, fue eliminado del Código Penal.

“Los actores internos y externo del golpe de 2019”, en opinión del diputado oficialista, Héctor Arce, tuvieron una participación activa, intelectual y material para consumar la ruptura institucional.

Arce considera “inaceptable” que hasta el momento Carlos Mesa, Doria Medina, Camacho y Albarracín no respondan a la justicia.

El ministro de Justicia, Iván Lima, denunció en su momento que los “socios” políticos de Áñez con «chicanas, demoras injustificadas” y un presunto «abuso del sistema procesal» evitan el avance de la investigación en el juicio Golpe I.