Argentina rechaza el pedido de Bolsonaro para interceder por el asilo de Áñez en Brasil

Buenos Aires, (EFE).- El presidente de Argentina, Alberto Fernández, dijo este miércoles que rechazó la solicitud que le hizo el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, para que interceda ante el Gobierno del presidente boliviano, Luis Arce, con el fin de posibilitar que la exmandataria boliviana Jeanine Áñez se asile en Brasil.

«Me vino a plantear que interceda ante Bolivia para lograr que Áñez vaya asilada a Brasil y yo le dije que, lamentablemente, no podía hacer nada de eso», dijo Fernández en una entrevista con el canal C5N.

El mandatario argentino afirmó que «Bolivia dio un ejemplo al mundo al juzgar un golpe con tribunales ordinarios y sin cambiar a los jueces naturales».

El pasado lunes, Bolsonaro dijo que trabajaba para ofrecerle asilo a Áñez, condenada a prisión por incumplimiento de deberes y resoluciones contrarias a la Constitución cuando asumió el poder en 2019.

Bolsonaro reveló que ha conversado sobre esa posibilidad con otros líderes suramericanos, entre los que citó a Alberto Fernández, con quien dijo haber tratado sobre la situación de Áñez en la reciente Cumbre de las Américas.

«Haremos lo posible para que venga a Brasil», afirmó Bolsonaro, quien consideró que se trata de «una presa injustamente» por unos supuestos «actos antidemocráticos» después de que «ganó el grupo simpático» al expresidente Evo Morales.

Áñez asumió el 12 de noviembre de 2019 el mando interino del país como segunda vicepresidenta del Senado, dos días después de que Evo Morales renunció al poder, igual que todos los funcionarios en línea de sucesión presidencial.

La dimisión ocurrió en medio de la crisis política y social que estalló tras los comicios de octubre de ese año y denuncias de un supuesto fraude en favor de Morales, que rechazó esa posibilidad.

Bolsonaro quiere asilar a Jeanine Añez y dice que habló sobre el tema con Alberto Fernández

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, dijo que tiene la intención de ofrecer asilo a la expresidenta boliviana Jeanine Añez, que está presa en su país, y reveló haber hablado el tema con su par argentino, Alberto Fernández, en Estados Unidos.

«Brasil está poniendo en práctica la cuestión de las relaciones internacionales, de los derechos humanos, a ver si trae a Jeanine Áñez (..) el asilo aquí en Brasil», dijo Bolsonaro.

El presidente brasileño dijo que vio «imágenes terribles» de Añez «siendo arrastrada al presidio» y la consideró «una mujer presa injustamente».

Bolsonaro comentó además que habló sobre la expresidenta boliviana con Alberto Fernández durante la Cumbre de las Américas realizada entre los días 8 y 10 de junio en Los Angeles, organizada por Joe Biden.

Dura condena para la expresidenta Jeanine Añez en Bolivia: pasará 10 años de prisión

«En esta cumbre de naciones conversé rápidamente con el presidente de Argentina, y ya había conversado con jefes de Estado, la cuestión de Jeanine Añez que está presa», dijo Bolsonaro.

Áñez fue condenada a 10 años de prisión por actos inconstitucionales e incumplimiento de deberes al asumir el mando en noviembre de 2019, dos días después de la renuncia del presidente Evo Morales en medio de protestas.

La condena levanta dudas sobre la independencia de la justicia en Bolivia, señalada de estar bajo control del poder político.

«Las señales de posible intervención del poder político en este proceso judicial preocupan a la comunidad internacional», tuiteó el relator especial de la ONU sobre independencia de los magistrados, Diego García-Sayán.

Relator de la ONU instó a Bolivia “atacar” la corrupción

Sobre la exmandataria pesan, además, otros juicios pendientes por supuesta sedición, terrorismo y alzamiento armado, así como por «genocidio».

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OCNUDH) y la Unión Europea sostienen que el juicio se vio empañado por vicios procesales.

El Movimiento Al Socialismo (MAS), el partido de Morales y de su heredero, el actual presidente Luis Arce, estima que Áñez violó normas y perpetró un «golpe de Estado» contra el gobierno socialista.

En su momento, el gobierno de Áñez también impulsó causas judiciales contra Morales. Su ministro de Gobierno (Interior), Arturo Murillo, lo denunció por supuesta «sedición y terrorismo» por los bloqueos de rutas que hacían sus partidarios.

Tras la denuncia del ministro, la Fiscalía abrió una investigación contra Morales, entonces refugiado en Argentina, y ordenó su arresto. El caso fue cerrado tras la llegada de Arce a la presidencia, a fines de 2020.

  • El presidente de Argentina, Alberto Fernández (izda.), y su homólogo brasileño, Jair Bolsonaro.

Argentina rechaza la solicitud del presidente brasileño, Jair Bolsonaro, para que facilite asilo de la expresidenta de facto de Bolivia Jeanine Áñez a Brasil.

El presidente de Argentina, Alberto Fernández, dijo el miércoles que se opuso a la petición que le hizo su homólogo brasileño para que medie ante el Ejecutivo boliviano para posibilitar que la golpista Jeanine Áñez se asile en Brasil.

“Me vino a plantear que interceda ante Bolivia para lograr que Áñez vaya asilada a Brasil y yo le dije que lamentablemente no podía hacer nada de eso”, dijo Fernández en una entrevista con el canal C5N.

El mandatario peronista defendió la decisión del actual Gobierno boliviano de llevar ante la justicia a Áñez por su papel en el golpe de Estado contra el expresidente de ese país Evo Morales en noviembre de 2019.

“Bolivia dio un ejemplo al mundo al juzgar un golpe con tribunales ordinarios y sin cambiar a los jueces naturales”, destacó Fernández al alabar la justa decisión de un tribunal de La Paz que dictó a principios de este mes 10 años de cárcel contra Añez.

Fernández ya se había disculpado al pueblo boliviano por la colaboración encubierta de su predecesor Mauricio Macri con los golpistas en la represión mortal de 2019 en Bolivia, al enviar equipamiento y material bélicos al gobierno de facto de Añez.

El pasado lunes, el derechista Bolsonaro dijo que trabajaba para ofrecerle asilo a Áñez, haciendo caso omiso al sin número de delitos que cometió durante el golpe de Estado que sufrió Morales y las protestas posgolpe que dejaron decenas de muertos en Bolivia.

El Gobierno de Bolivia, presidido por Luis Arce, elegido en unas elecciones democráticas en 2020, fustigó a Bolsonaro por ofrecerle asilo político al mandamás del golpe de Estado y lo acusó de “injerencia en los asuntos internos” de La Paz.

“Bajo ningún concepto se puede aceptar la injerencia en las decisiones que soberanamente le corresponden a la justicia boliviana”, dijo el martes el ministro boliviano de Relaciones Exteriores, Rogelio Mayta, asegurando que Bolivia presentará un “reclamo diplomático” al país vecino.

La expresidenta interina boliviana fue detenida inicialmente por el caso “golpe de Estado I”, por acusaciones de terrorismo, sedición y conspiración, del que luego se derivó el proceso “golpe de Estado II” por los delitos de incumplimiento de deberes y resoluciones contrarias a la Constitución en el marco del golpismo.

https://www.swissinfo.ch/spa/bolivia-justicia_fern%C3%A1ndez-rechaza-interceder-ante-bolivia-para-que-%C3%A1%C3%B1ez-se-asile-en-brasil/47715190

https://www.perfil.com/noticias/internacional/bolsonaro-quiere-asilar-a-jeanine-anez-y-dice-que-hablo-sobre-el-tema-con-alberto-fernandez.phtmlhttps://www.perfil.com/noticias/internacional/bolsonaro-quiere-asilar-a-jeanine-anez-y-dice-que-hablo-sobre-el-tema-con-alberto-fernandez.phtml

https://www.hispantv.com/noticias/argentina/546491/fernandez-bolsonaro-asilo-golpe-bolivia-anez