Presidente Arce a los golpistas: «Nos vamos a hacer respetar en las calles»

Por Romina Montoya / AHOR EL PUEBLO.- El presidente del Estado Plurinacional, Luis Arce, participó ayer en Cochabamba, La Paz y Santa Cruz de las multitudinarias concentraciones de organizaciones sociales y otros sectores que con una marcha exigieron el respeto a la wiphala a los cívicos cruceños, y en defensa del Gobierno ante los intentos golpistas de la derecha.

El Jefe de Estado, en su discurso ante una masiva participación de sectores sociales en la plaza San Francisco de la sede de gobierno, señaló que “les demostraron a los grupos de la oposición que como ellos tienen el recurso del golpe de Estado, nosotros tenemos el recurso de ganar en las urnas”.

“Lo que no ganaron en urnas quieren ganar a la mala. Con golpes, con actitudes antidemocráticas (…) Les decimos a los golpistas que el golpe no pasará”, aseguró.

En los nueve departamentos del país se organizaron concentraciones masivas para reivindicar la wiphala, símbolo patrio que fue agraviado el 24 de septiembre en Santa Cruz por afines al gobernador cruceño, Luis Fernando Camacho.

Marcha en Cochabamba en defensa de la wiphala y del gobierno de Luis Arce. (Foto: Omar Torrez)

Como sucedió en Cochabamba, donde participó en un acto similar antes del mediodía, el mandatario dijo que la oposición busca desconocer el resultado de las elecciones presidenciales de 2020 con las movilizaciones que promovieron cívicos, políticos opositores y gremiales en varios puntos del país para rechazar el proyecto de Ley Contra la Legitimación de Ganancias Ilícitas.

En sus declaraciones rechazó los hechos de violencia registrados en el Plan Tres Mil de Santa Cruz e indicó que a diferencia de estos hechos de violencia, el Gobierno nacional impulsa el respeto a la democracia y a la decisión del pueblo en las urnas.

“Condenamos lo que ocurrió en el Plan Tres Mil en Santa Cruz; en San Carlos, Santa Cruz. Lo que no pudieron ganar en las urnas quieren hacerlo a través de grupos mafiosos y grupos criminales. Hoy, también en Bolivia les vamos a decir a todos ellos que esto no lo vamos a permitir, hermanas y hermanos”, manifestó.

Como cierre de la gran concentración del wiphalazo, el presidente Luis Arce se hizo presente en Santa Cruz, donde frente a una multitudinaria concentración de movimientos sociales que agitaban con ahínco las wiphalas exigió respeto a ese símbolo patrio. Además, indicó que representa la lucha, la integración y la vida.

En alusión a los actos racistas y de discriminación registrados el 24 de septiembre, el mandatario pidió a la derecha mirarse al espejo porque en cada uno de los bolivianos existe sangre quechua, mojeña e indígena, por lo que será importante que se reconozca las raíces de Bolivia.

“Quiero agradecer hoy al pueblo cruceño, al pueblo boliviano, que en sus nueve departamentos nos dijo: ‘Presidente Lucho siga trabajando por el pueblo boliviano’”, destacó en un multitudinario acto para el desagravio de la wiphala, que se llevó a cabo en la plaza del Chiriguano de la ciudad de Santa Cruz.

El Jefe de Estado comprometió que continuará con su labor para que Bolivia salga adelante y sea un país digno.

Concentración de organizaciones sociales en Santa Cruz.

REPERCUSIONES

El viceministro de Régimen Interior y Policía, Nelson Cox, expresó que las intenciones golpistas con artífices de 2019 consiguieron cómplices en los comités cívicos para pretextar una movilización so pretexto un proyecto de ley que no afecta a la población; sin embargo, no lograron su objetivo porque el pueblo es sabio y no quiere movilizaciones ni paros.

En esta línea, el Gobierno nacional cumplió garantizando la libre transitabilidad en los nueve departamentos del país con el despliegue de un contingente policial con el que se coordinó disuadir y evitar bloqueos, y hechos de violencia empleando una lucha con fuerza proporcional para apartar a las personas que pretendían perjudicar.

En Sucre, el ministro de Salud y Deportes, Jeyson Auza, quien junto a otras autoridades participó de la columna interminable de sectores y organizaciones sociales, afirmó que “no hay mejor momento para reivindicar nuestra wiphala, reivindicar este proceso de descolonización que llevamos adelante y decirles a los bolivianos que nuestra esencia como pueblo está viva, tenemos más de 500 años de resistencia y podemos resistir muchos más, no vamos a permitir que desubicados estén ofendiendo les guste o no un símbolo patrio reconocido por nuestra Constitución Política del Estado”.

En Tarija, el viceministro de Autonomías, Álvaro Ruiz, destacó la masiva presencia de las organizaciones sociales que unidas y a una sola voz rechazaron los actos de desagravio a la wiphala por parte del gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho.

El presidente de la Cámara de Diputados, Freddy Mamani Laura, calificó como un día histórico a la gran movilización de organizaciones sociales del departamento de La Paz en defensa de la wiphala, la democracia y la unidad del pueblo boliviano. Aseguró que este mismo panorama se repite en otras ciudades del país.

“No se preveía la cantidad de hermanos y hermanas que podrían concentrarse de esta manera, realmente es emocionante el día del wiphalazo no sólo en el departamento de La Paz, sino en los nueve departamentos, se va a escribir en la historia de nuestro país”, sostuvo.

Ayer, miles de personas, representantes de organizaciones sociales y de la población civil se concentraron en la ciudad de El Alto para descender en una marcha pacífica hasta la plaza San Francisco, de la ciudad de La Paz, lugar donde se desarrolló el acto central para reivindicar a la wiphala.

Arce cierra ‘wiphalazo’ en Santa Cruz, reivindica lo indígena y asegura ser ‘garantía’ de desarrollo

La jornada del “wiphalazo” se cumplió en las diferentes ciudades capitales en desagravio al símbolo patrio y apoyo a la gestión del presidente Luis Arce

El presidente Luis Arce en el acto en Santa Cruz de la Sierra.

Por Carlos Corz /LA RAZON.- En un cierre masivo de la jornada del “wiphalazo” en Santa Cruz, el presidente Luis Arce aseguró al sector empresarial y a la población que solo su Gobierno es “garantía” de crecimiento y desarrollo económico, y llamó a “mirarse en el espejo” y reconocer que hay sangre indígena en cada boliviano.

En Santa Cruz, bastión de la oposición, diferentes sectores sociales afines al Movimiento Al Socialismo (MAS) se movilizaron en un acto de desagravio a la wiphala y en respaldo a la gestión de Arce ante las protestas y formación de un bloque opositor en contra de su administración.

“Todos necesitamos ingresos, los que tiene un empleo como los que no tienen, el pequeño empresario, el pequeño productor, el empresario grande y mediano, necesitan crecer, necesitan vender, necesitamos producir, nosotros somos la garantía de que eso suceda”, aseguró y afirmó que la oposición se moviliza, justamente, porque “ellos no saben (como sacar a Bolivia de la crisis), por eso el miedo, por eso el temor”.

Arce participó de similares actos en La Paz y Cochabamba, un día después del paro cívico convocado por el bloque de oposición política-cívica integrada por cívicos, expresidentes, políticos, plataformas ciudadanas y el llamado Comité Nacional de Defensa de la Democracia (Conade). Santa Cruz fue el foco de la protesta y se amenazó con un paro de 48 horas de no anularse el proyecto de ley de lucha contra la legitimación de ganancias ilícitas, como exigen gremiales.

Luis Fernando Camacho, gobernador cruceño, consideró una “provocación” el “wiphalazo” y el dirigente cívico Rómulo Calvo dijo que “un trapo no hace nada, un trapo no nos representa” en alusión a la wiphala, pero además llamó “raza bendita” a los cruceños.

Durante el acto organizado por sectores afines al MAS, Arce cuestionó las acciones de la oposición y recordó que la Constitución Política del Estado reconoce las diferentes nacionalidades existentes en Bolivia.

“Nuestra Constitución nos enseñó que hay que mirarnos al espejo, que hay que reconocer que en el fondo de cada uno de nosotros hay sangre quecha, aymara, guaraní, mojeña, hay sangre de indígenas en nuestro cuerpo”, sostuvo enarbolando la tricolor, la wiphala y llevando una flor de patujú en el acto desarrollado en la rotonda del Chiriguano.

El acto de desagravio se debió al incidente ocurrido en el acto central de homenaje al aniversario de Santa Cruz, cuando fue retirada la wiphala que había sido izada momentos antes por el vicepresidente David Choquehuanca.

“Fueron golpistas, nunca fueron demócratas, sino que respeten el voto de las urnas (con lo que ganamos). El pueblo boliviano le dijo hoy que no queremos paros, queremos trabajar y nuestro gobierno, todos lo saben, (…) es la única garantía de que Bolivia crezca y se desarrolle”, insistió Arce frente a las protestas que perfila la oposición.

Organizaciones sociales exigen respeto a la wiphala y a la democracia

Miles de personas marcharon para dar a conocer su rechazo a los actos de agravio a la wiphala promovidos por Luis Fernando Camacho.

La Confederación Nacional de Mujeres Campesinas Bartolina Sisa marchó ayer para defender y exigir respeto a la bandera ancestral. (Foto: Gonzalo Jallasi)

• Redaccón Central /

Las organizaciones sociales del país exigieron ayer respeto para la wiphala que representa a los pueblos originarios de Bolivia, rechazando los actos represivos que se suscitaron en Santa Cruz el 24 de septiembre.

El ejecutivo nacional de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (Csutcb), Ever Rojas, manifestó que ese sector, al igual que otros, exige respeto a la bandera milenaria y a la democracia.

“Desde la plaza San Francisco pedimos el respeto a nuestra wiphala, respeto a nuestra democracia, respecto al binomio ‘Lucho’ (Luis Arce) y David (Choquehuanca), el respeto a nuestros símbolos patrios, el respeto a la Constitución Política del Estado”, expresó.

La Central Obrera Boliviana (COB), la Csutcb, la Confederación de Mujeres Campesinas Indígenas Originarias Bartolina Sisa, el Consejo Nacional de Ayllus y Markas del Qullasuyu (Conamaq), entre otros sectores, marcharon ayer de manera pacífica desde El Alto hasta la plaza San Francisco de la ciudad de La Paz, en apoyo al símbolo patrio.

Los pobladores de Guaqui, de la provincia Ingavi, quienes participaron en la concentración, indicaron que llegaron a La Paz para defender la wiphala pidiendo que haya unión en el país.

A su turno, la secretaria de Relaciones Internacionales de las Mujeres Interculturales, Cristina Gayan, expresó que la bandera representa a las organizaciones sociales y a los pueblos indígenas.

la wiphala es un símbolo sagrado y ancestral. Identifica el sistema comunitario basado en la equidad, la igualdad, la armonía, la solidaridad y la reciprocidad.

“Somos gente que trabaja la tierra, humildes venimos a defender y a apoyar al gobierno del presidente Luis Arce. Ya no vamos a permitir el atropello de la derecha, porque nos ha causado mucho daño”, dijo.

La ejecutiva nacional de la Confederación Nacional de Mujeres Campesinas Bartolina Sisa, Flora Aguilar, recordó que el 12 de octubre antes se celebraba como el Día de la Raza, luego de la invasión española que se dio el 12 octubre de 1492 a América Latina y que el pueblo indígena resistió con la sagrada wiphala.

“Este es un símbolo patrio reconocido por la Constitución Política del Estado, tiene que ser respetado y nosotros, el pueblo unido, la vamos a hacer respetar, porque es el símbolo de unidad e integración, esta wiphala flamea no sólo en Bolivia, sino en América Latina”, dijo.

En 2020, durante el golpe de Estado, la wiphala logró unificar al pueblo para recuperar la democracia, manifestó Aguilar.

COB: “NO VAMOS A PERMITIR MÁS GOLPES, MÁS DESESTABILIZACIÓN”

La Central Obrera Boliviana (COB), junto a los movimientos sociales reunidos en la ciudad de Santa Cruz, exigió a la  derecha que respete la democracia, al voto popular y a la wiphala, dijo el dirigente Juan Carlos Huarachi, quien  pidió justicia para los masacrados durante el golpe de Estado de 2019.

El representante del máximo organismo laboral del país participó este martes en el evento del wiphalazo en inmediaciones del monumento al Chiriguano, en la capital oriental, en desagravio a la wiphala que fue ofendida varias veces por afines al gobernador de la derecha, Luis Fernando Camacho.

“Un día histórico. Hubo concentraciones en los nueve departamentos y en todos el pueblo unido se ha concentrado como un solo hombre para defender nuestro proceso, para defender la democracia, para defender nuestros símbolos patrios, como la wiphala, la tricolor, nuestro patujú, nuestra kantuta”, indicó.

La ejecutiva nacional de la Confederación Nacional de Mujeres Campesinas Bartolina Sisa, Flora Aguilar, afirmó en la ciudad de La Paz que defenderán y cuidarán la gestión del presidente Luis Arce Catacora y del vicepresidente David Choquehuanca ante los intentos desestabilizadores de los cívicos cruceños y políticos de oposición.

“Estamos aquí de pie con esta sagrada wiphala para decirle a ese (Fernando) Camacho, a ese (Rómulo) Calvo, que no vamos a permitir que desestabilicen o afecten a nuestro gobierno electo democráticamente”, dijo.

Más de un millón de personas levantan la wiphala en todo el país

Foto: Jorge Mamani

• Redacción Central /

Cientos de organizaciones sociales y sociedad civil activaron manifestaciones pacíficas en defensa de la wiphala, uno de los símbolos patrios de Bolivia, en los nueve departamentos del país.

La marcha de las organizaciones sociales demandó respeto a los símbolos nacionales y recatar nuestros valores ancestrales.

“Hoy es un día histórico no sólo para Bolivia, sino para nuestro continente. Intentaron desaparecernos con la espada y la cruz, pero fue más la fuerza del arcoíris hoy reflejada en nuestra wiphala”, se pronunciaron los oradores en los actos en todo el territorio nacional.