CIDH establece que el Gobierno de Arce no viola los derechos humanos de Añez

Ahora EL PUEBLO digital.- La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) informó a la Cancillería boliviana que cerró el caso de solicitud de medidas cautelares de la exsenadora Jeanine Añez, quien se encuentra recluida en la cárcel de Miraflores, ciudad de La Paz, por el caso Golpe de Estado.

“Al respecto cumplo con informarle que, teniendo en cuenta la información remitida a la CIDH por ambas partes, el expediente correspondiente a la presente solicitud de medidas cautelares fue oportunamente cerrado”, señala la nota oficial.

La solicitud de la medida fue realizada en 27 de agosto por Jeanine Añez y Carolina Ribera con la argumentación de que se violaba sus derechos humanos.

Asimismo, la CIDH señala que la información aportada por ambas partes, “la Comisión considera importante que el Estado continue garantizando las condiciones dignas de detención, en cumplimiento con los estándares interamericanos mínimos en la materia. Lo anterior, proveyendo de atención y/o tratamiento médico físico y mental adecuado, especializado y continuo, ya sea dentro o fuera del centro penitenciario, buscando, en la medida de lo posible, el consenso con los médicos de confianza de la propuesta beneficiaria y su consentimiento informado. Asimismo, la Comisión considera fundamental la permanencia de aquellas medidas adoptadas para garantizar los derechos de la señora Añez, como las visitas y el acompañamiento permanente de sus familiares”.

De manera adicional, la Comisión exhorta a la parte solicitante “a cooperar de manera positiva con el Estado en la implementación de las medidas a favor de la señora Jeanine Añez, valorando, en comunicación con sus médicos de confianza y aquellos ofrecidos por el Estado, el acceso a tratamiento médico adecuado para el tratamiento de la salud física y mental de la señora Añez”.

Canciller: Bolivia cumple con estándares internacionales sobre detención preventiva

ABI.- El canciller Rogelio Mayta dijo este viernes que la negativa de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para otorgar las medidas cautelares solicitadas por la expresidenta de facto, Jeanine Áñez, y su hija Carolina Ribera, demuestra que Bolivia cumple con los estándares internacionales sobre detención preventiva.

“Lo que se desprende es que el Estado boliviano ha cumplido y está cumpliendo con los estándares internacionales en relación a la detención preventiva”, resaltó en una conferencia de prensa.

La autoridad estatal dijo, además, que la resolución dejó claro también que la vida de la exmandataria de facto nunca estuvo en riesgo, por lo menos no por alguna conducta relacionada con su encarcelamiento ejecutado por las instancias estatales.

Mencionó que el documento de la CIDH permitió determinar, por otro lado, que el Estado boliviano, por medio de sus instituciones de justicia y seguridad, siempre ha garantizado la atención en salud de Áñez.

“Al extremo que podemos afirmar que toda la situación, que ha sido conocida por los medios de comunicación y por nuestra población a través de ellos, ha sido prácticamente una escenificación, una puesta en escena para tratar de cuestionar al Estado boliviano”, añadió.

Asimismo, Mayta mencionó que el Gobierno nacional estará preparado por si Áñez vuelve a solicitar medidas cautelares a la CIDH.

“En cualquier caso, el Estado boliviano, siempre cumpliendo sus obligaciones internacionales, desarrollando su actividad en el marco de los estándares internacionales, si se presenta otra solicitud, va a responderla de igual forma”, recalcó.

El Canciller explicó, sin embargo, que la CIDH otorga medidas cautelares sólo cuando se registra una situación grave que atente contra los derechos humanos y existe la urgencia de preservarlos, así como el riesgo de un daño irreparable.

GSG / Agencia Boliviana de Información
ABI. Derechos Reservados. 1996 – 2021

Régimen Penitenciario: CIDH desbarata falacias de Áñez y sus allegados 

ABI.- El director nacional de Régimen Penitenciario, Juan Carlos Limpias, dijo que el reciente informe de la CIDH sobre la situación de Jeanine Áñez, desbarata toda la campaña de sus familiares, abogados y afines, que intentaron hacer creer que ella sufría agresiones contra su integridad y no tenía acceso a un tratamiento de salud adecuado.

Limpias, entrevistado en Bolivia Tv, indicó que Áñez tiene asignado un médico especialista y una enfermera las 24 horas además de que consume alimentación especial traída desde afuera del penal de Miraflores, en la ciudad de La Paz, y se le permite el ingreso diario de sus familiares y abogados.

Explicó que el informe de la CIDH evidenció que “en ningún momento la administración penitenciaria ha vulnerado los derechos, ni en el tema de salud ni en ninguna otra instancia respecto a la señora Jeanine Áñez”.

Explicó que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos fue contundente al desestimar las “falacias, declaraciones irresponsables de los voceros de la señora Áñez, familia, abogados, que han venido en desmedro del trabajo que viene realizando la administración penitenciaria”.

En agosto, la defensa de Áñez acudió a la CIDH para solicitar medidas cautelares en busca de una detención domiciliaria con el justificativo de que ella recibe amenazas, hostigamientos y agresiones en contra de su vida e integridad personal y sufre «la falta de acceso a un tratamiento médico adecuado (…) para restablecer su estado de salud».

Esas versiones fueron amplificadas por los medios de difusión.

Sin embargo, la CIDH negó las medidas cautelares solicitadas por Áñez, y su hija Carolina Ribera. Debido a la situación, decidió cerrar el caso.

Al respecto, Limpias dijo que recibió informes médicos de que Áñez está mejor de salud y que cuenta con la asistencia de personal de salud las 24 horas.

Áñez está con detención preventiva acusada por los delitos de terrorismo, conspiración y sedición cometida en 2019 en un proceso judicial iniciado por la exdiputada Lidia Patty.

Durante su régimen, al menos 37 personas fueron asesinadas en protestas sociales y ejecuciones sumarias, así como en las masacres de Sacaba, Senkata, El Pedregal y Betanzos. Más de 800 resultaron heridas y más de 1.000 perseguidas y torturadas.

JML / Agencia Boliviana de Información
ABI. Derechos Reservados. 1996 – 2021