Militares y policías bolivianos pelearon por las armas de Macri, revela un testigo clave

Por Luciana Bertoia y Felipe Yapur /PAGINA 12 / Buenos Aires.- Un empleado de la embajada argentina en Bolivia presenció el preciso instante en que la Fuerza Aérea Boliviana (FAB) y la policía local se repartían los pallets con las municiones que acababan de llegar desde Argentina, enviadas por el gobierno de Mauricio Macri, para apoyar el golpe contra Evo Morales. El hombre declaró incluso que fue él quien recibió la carta de agradecimiento de la FAB, que dio origen a la investigación sobre el apoyo argentino a los golpistas, y negó que los gendarmes hayan realizado prácticas de tiro durante su estadía en La Paz. El ministro de Justicia Martín Soria le dijo a Página/12 que, a raíz de esta declaración, el gobierno trabaja en una ampliación de la denuncia que tramita en el fuero penal económico.

El testigo es un empleado que lleva diez años trabajando en la embajada argentina en La Paz. Durante un período extenso, fue incluso el responsable de la seguridad en la representación diplomática. Por razones de seguridad no se revela el nombre del hombre que prestó su testimonio para un documental sobre el golpe contra Morales en el que trabajan el gobierno de Alberto Fernández y el de su par boliviano, Luis Arce.

El empleado fue parte de la comitiva de la embajada argentina que en la madrugada del 13 de noviembre de 2019 fue hasta el aeropuerto de El Alto a recibir el Hércules C-130 que traía al contingente de gendarmes y en el que iban a subir los argentinos que serían repatriados. Estuvo en la pista mientras se bajaban los armamentos que habían acompañado a los efectivos de la fuerza de seguridad que estaban destinados a proteger la embajada y la residencia argentina en La Paz.

“Me fui con el oficial hasta el avión. Llegamos hasta el mismo avión que ya estaba con la puerta de atrás abierta y ahí vi que estaban bajando unas cajas muy grandes”, relató. “Lo que yo vi claramente es que habían separado estas cajas. Uno toma (una parte) del montacargas y lo mete al hangar de la Fuerza Aérea y la otra parte se carga en la camioneta de la Policía Boliviana”, añade.

Su relato coincide con las declaración que brindó Wilfredo Chura Condori, jefe de subsección de Almacén Central Material Bélico de El Alto, que afirmó que las municiones quedaron en el hangar de la Fuerza de Tarea Aérea Diablos Negros. Los efectivos de la policía boliviana que declararon en el sumario administrativo, revelado por este diario, también dieron cuenta de que el material represivo que quedó en poder de esa fuerza se trasladó en un vehículo propio.

El reparto

La llegada del Hércules a Bolivia no estuvo, según su declaración, exenta de rencillas. En la pista se dio una pelea entre el agregado de la Gendarmería, Adolfo Caliba, y el agregado naval, Miguel Ángel Alonso. “Ahí hubo un poco de conflicto. Cuánto y cuánto. Yo veía que estaban un poco discutiendo el porcentaje”, contó. Hasta ahora, el único señalado como quien coordinó la entrega de las armas es Caliba, que está imputado en la causa penal y sometido a un sumario administrativo. Parte de su situación se complicó porque uno de los que le apuntaban era el propio Alonso, que, con este testimonio, aparece como un actor clave de la repartija con las fuerzas golpistas y quien habría coordinado con la FAB, que se llevó la mayor parte de los cartuchos.

“El oficial de la Gendarmería, un poco molesto, me dice: ‘No, qué macana. Todo lo que tenía que ser para la Policía (pero) ahora quiere que le demos más a los militares. Ahora hay que separar y dividir’”, le habría comentado Caliba en el aeropuerto de El Alto. “Me dice: ‘Quiere llevarse más porcentaje la parte del ejército aéreo y no tanto la policía (…) Yo velo por la policía’. En cambio, el capitán de la Armada velaba por los militares aéreos”.

Hasta ahora se sabe que, de las 70.000 balas antitumulto 12/70 que la Gendarmería sacó del país el 12 de noviembre de 2019 –autorizadas tras una reunión en la Casa Rosada–, 40.000 quedaron en poder de la FAB y 26.900 de la policía local. Todas los cartuchos que fueron entregados a la policía boliviana –bajo gestión de Caliba– fueron hallados en el depósito cerca de La Paz.

El escándalo sobre el envío de armas a Bolivia se desató el 8 de julio pasado cuando se halló una carta de agradecimiento del comandante de la FAB Jorge Gonzalo Terceros Lara. La misiva, fechada el mismo 13 de noviembre de 2019, agradecía al embajador Normando Álvarez García por la colaboración argentina y listaba el material recibido. Inicialmente tanto Terceros Lara, detenido en Bolivia, como Macri y Bullrich dijeron que se trataba de una nota falsificada. Sin embargo, se halló una copia en la FAB y uno de los agregados navales también certificó que era suya la firma que acreditaba la recepción en la embajada argentina.

El empleado que ahora declara dice que fue él quien recibió la nota de Terceros Lara. “Yo había recibido en su momento una carta de agradecimiento, pero yo lo recibí en sobre cerrado, o sea que yo nunca lo vi pero después descubro en el libro de entradas que yo había firmado y había recibido este sobre cerrado”, añadió.

Ni un solo tiro

El empleado de la embajada argentina en La Paz también desmintió la versión que había dado el exdirector de Operaciones de la Gendarmería Carlos Miguel Recalde, que sostenía que las 70.000 balas se habían gastado en entrenamientos por parte de los integrantes del Grupo Alacrán de esa fuerza que estaban desplegados en el Estado Plurinacional. “Sin descargar un solo tiro para nada por prácticas. Nada. Nada”, insiste el hombre. “Convengamos que dentro de la embajada o de la residencia no hay un lugar para hacer ni siquiera un disparo”, explicó.

El testimonio coincide con lo que surgió del sumario administrativo de la Gendarmería, en el que los jefes de los tres contingentes que estuvieron en Bolivia negaron haber tenido contacto con esas 70.000 balas. En ese sentido, todos los testimonios y los documentos apuntan a que el gobierno de Macri envió las municiones, no las declaró y las dejó en poder de las fuerzas golpistas. Después, desde la fuerza de seguridad, intentaron justificar la falta de los 70.000 cartuchos alegando un entrenamiento que no existió ni podría haber existido.

El testigo habló con asombro de la rapidez en la que se coordinó la entrega del material represivo entre Argentina y las fuerzas golpistas. “Yo supongo que las cosas ya estaban siendo organizadas previamente”, dijo.

Más elementos

El ministro Soria le dijo a Página/12 que, tras la revelación del testimonio, el gobierno trabajará en la presentación de una nueva ampliación de la denuncia que este miércoles quedó finalmente en manos del juez Alejandro Catania. A priori, la declaración también complica la situación de Alonso como el interlocutor con la FAB.

En la causa están imputados por contrabando agravado Macri, el exjefe de Gabinete Marcos Peña, la exministra de Seguridad Patricia Bullrich, el exministro de Defensa Oscar Aguad, el excanciller Jorge Faurie, el exsecretario de Asuntos Estratégicos Fulvio Pompeo y el exembajador Álvarez García. También son investigados el exjefe de la Gendarmería Gerardo Otero, Caliba, Recalde y el exdirector de Logística Rubén Yavorski.

PUBLICACION DE PAGINA 12 AQUI: https://www.pagina12.com.ar/367041-armas-a-bolivia-habla-el-testigo-del-contrabando-para-los-go

Apareció un testigo de la llegada de las armas argentinas a Bolivia

Apareció un testigo de la llegada de las armas argentinas a Bolivia

EL DESTAPE / Buenos Aires.- El ministro de Justicia, Martín Soria, anticipó hoy que en los próximos días el Gobierno nacional «va a incorporar en la causa» por el envío de armas a Bolivia durante el gobierno de Cambiemos el testimonio de un testigo que es empleado de la Embajada argentina en ese país, que «presenció la llegada del avión Hércules con un arsenal».

En declaraciones a El Destape Radio, el ministro contó que en los últimos días «apareció un testimonio en un documental que se está produciendo sobre el golpe en Bolivia –de 2019- que es de un empleado de la Embajada en Bolivia que presenció la llegada de las armas».
«Este empleado presenció la llegada del avión Hércules con un arsenal que después terminó en los depósitos de la Fuerza Aérea y la Policía de Bolivia», apuntó el funcionario. Además, Soria señaló que ese empleado «cuenta que dentro de la embajada no se hizo ninguna práctica de tiro, que fue el pretexto que usaron».

«El testimonio es muy valioso y seguramente lo vamos a estar incorporando a la causa donde se investiga el contrabando», agregó.

Con respecto a la causa, el ministro precisó que «ya hay once imputados, empezando por el mismísimo (expresidente Mauricio) Macri» y concluyó: «Nunca se vio en la democracia que un presidente argentino colaborara con un golpe de Estado».

Ayer, la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Penal Económico resolvió que la causa por el supuesto contrabando de material bélico de la Argentina a Bolivia durante el gobierno de Cambiemos quede en manos del juez Alejandro Catania, por lo que dejará de intervenir en el expediente su colega Javier López Biscayart.

El tribunal de apelaciones resolvió una disputa negativa de competencias en la que ambos jueces sostenía que le correspondía al otro intervenir en el caso.

El criterio que primó fue el de dejar el expediente en manos del juez que recibió la primera denuncia sobre el tema, aunque solo fuera por una diferencia de pocos minutos.

Por los hechos investigados ya están imputados el expresidente Macri, su jefe de Gabinete, Marcos Peña; la ex ministra de Seguridad, Patricia Bullrich; el exministro de Defensa, Oscar Aguad; el excanciller Jorge Faurie; el exjefe de la Gendarmería Nacional, Gerardo Otero; y el exembajador argentino en Bolivia, Normando Álvarez García.

Se investiga el supuesto desvío de material represivo –como gases lacrimógenos y 70 mil municiones anti tumulto- sacado de la Argentina el 12 de noviembre de 2019 y detectado luego en manos de las fuerzas de seguridad bolivianas.

https://www.eldestapeweb.com/politica/envio-de-armas-a-bolivia/martin-soria-revelo-que-aparecio-un-testigo-de-la-llegada-de-armas-a-bolivia–2021998530

Ministro de Justicia de Argentina: «En la historia reciente no hay una causa por contrabando con tanta cantidad de pruebas»

AMBITO FINANCIERO / Buenos Aires.- Martín Soria, ministro de Justicia y Derechos Humanos, se refirió a lo declarado por un empleado de la embajada argentina que presenció el momento en que fuerzas bolivianas se repartían en ese país el cargamento con municiones y armas enviado por el Gobierno de Mauricio Macri, y aseguró que «en la historia reciente no hay una causa por contrabando con semejante nivel de pruebas», durante una entrevista con el canal de noticias C5N.

«El macrismo cargó las armas para un contrabando en el hermano país de Bolivia«, sostuvo el mandatario y añadió que con los diversos hechos que se suman a la causa y las recientes afirmaciones del testigo «se terminan de caer las caretas del macrismo».

En ese sentido, el ministro remarcó que «una y otra vez» se agregan «pruebas contundentes» que comprometen a Macri, Patricia Bullrich, exministra de Seguridad nacional; y Jorge Faurie, excanciller, entre otros funcionarios.

Estas apariciones, enfatizó, demuestran «la excusa que utilizaron para configurar el contrabando», como asegurar que las armas y municiones fueron enviadas «para proteger la embajada argentina en Bolivia».

«En la historia judicial argentina no hay una causa grave como es el contrabando de armas y municipio en donde haya semejante nivel de pruebas», destacó el mandatario.

Asimismo, recordó que «Macri, Bullrich, Faurie tuvieron una reunión en la Casa Rosada el mismo día que partía el avión a Bolivia» y reiteró que «es impresionante el nivel de pruebas».

Este miércoles se conocieron las palabras del empleado de la casa argentina en suelo boliviano, quien brindó detalles precisos sobre las maniobras realizadas entre la Fuerza Aérea Boliviana (FAB) y la policía local para dividirse la carga.

El testigo aseveró que observó que el avión Hércules estaba «con la puerta de atrás abierta» y desde su interior «estaban bajando cajas muy grandes» al tiempo que también notó la presencia de un montacargas que levantó otras cajas.

“Lo que yo vi claramente es que habían separado estas cajas. Uno toma (una parte) del montacargas y lo mete al hangar de la Fuerza Aérea y la otra parte se carga en la camioneta de la Policía Boliviana”, puntualizó.

https://www.ambito.com/politica/martin-soria/soria-en-la-historia-reciente-no-hay-una-causa-contrabando-tanta-cantidad-pruebas-n5274191?fbclid=IwAR3T2kKA23YRruixJiu13mjj4k0dgQ2Q1pXZ2yV-3qKiAWXEcyV1vARyNuc

Testigo revela distribución y ‘conflicto’ en asignación de pertrechos enviados a Áñez por Macri

El testigo, un empleado de la legación diplomática argentina en Bolivia, reveló que hubo incidentes en la distribución del material a la FAB y a la Policía la madrugada del 13 de noviembre

La expresidenta Jeanine Áñez

Por Carlos Corz / LA RAZON / La Paz.- Un funcionario de la embajada de Argentina en Bolivia reveló que fue testigo de la llegada del material bélico enviado al gobierno de la expresidenta Jeanine Áñez e incluso de “un conflicto” entre uniformados argentinos sobre la cantidad a entregarse a la Fuerza Aérea Boliviana (FAB) y a la Policía la madrugada del 13 de noviembre de 2019.

Página 12, un periódico argentino, hizo pública las declaraciones del testigo en el marco de la investigación iniciada por contrabando agravado en contra del expresidente Mauricio Macri y exautoridades por el envío de “material bélico” a la administración de Áñez, quien tomó el poder tras la dimisión de Evo Morales.

Tiene más de 10 años trabajando en la legación diplomática y se guardó en reserva su identidad. Fue parte de la comitiva que se trasladó hasta el aeropuerto de El Alto para recibir al grupo de élite argentino Alacrán y las 70.000 unidades de proyectiles antitumulto enviadas en cajas y que fueron distribuidas en la misma terminal aérea.

“Lo que yo vi claramente es que habían separado estas cajas. Uno toma (una parte) del montacargas y lo mete al hangar de la Fuerza Aérea y la otra parte se carga en la camioneta de la Policía Boliviana”, aseguró en videos que están en Página 12.

Según las investigaciones en Argentina, Macri gestionó personalmente el envío del material aprobado en reuniones en la Casa Rasada el 12 de noviembre, horas antes de ser despachados a suelo boliviano en momentos de una crisis política y social.

De las 70.000 balas antitumulto 12/70, 40.000 quedaron en poder de la FAB y 26.900 de la Policía, no se conoce dónde fueron a parar los restantes 3.100 proyectiles antidisturbios

Antes de ser entregado el lote hubo un incidente entre el agregado de la Gendarmería, Adolfo Caliba, y el agregado Naval, Miguel Ángel Alonso. “Ahí hubo un poco de conflicto. Cuánto y cuánto. Yo veía que estaban un poco discutiendo el porcentaje”, relató el testigo.

Mauricio Macri. Foto: AFP

Caliba está entre los principales acusados en el proceso penal que está a cargo del juez Alejandro Catania.

“El oficial de la Gendarmería, un poco molesto, me dice: ‘No, qué macana. Todo lo que tenía que ser para la Policía (pero) ahora quiere que le demos más a los militares. Ahora hay que separar y dividir’”, cuenta sobre lo dicho por Caliba en el aeropuerto de El Alto. “Me dice: ‘Quiere llevarse más porcentaje la parte del ejército aéreo y no tanto la Policía (…) Yo velo por la policía’. En cambio, el capitán de la Armada velaba por los militares aéreos”.

El testigo también expresó su extrañeza por la rápida gestión para el envío del material. Una carta de agradecimiento -fechada el 13 de noviembre de 2019- enviada por el excomandante de la FAB Gonzalo Terceros al exembajador Normando Álvarez permitió se descubra el traslado del material para que el gobierno de Áñez enfrente los conflictos sociales.

Fue en la primera reunión de gabinete de Áñez, tras su toma del poder el 12 de noviembre, en la que se trató este tema y se optó por recurrir a apoyos externos. Además de Argentina, el gobierno ecuatoriano del expresidente Lenin Moreno envió material antidisturbios.

“Yo había recibido en su momento una carta de agradecimiento, pero yo lo recibí en sobre cerrado, o sea que yo nunca lo vi pero después descubro en el libro de entradas que yo había firmado y había recibido este sobre cerrado”, cuestionó el testigo.

Con estos nuevos elementos, el ministro de Justicia, Martín Soria, anunció que el Gobierno, principal demandante, presentará una nueva ampliación de la denuncia, ya que ahora se menciona a Alonso, como el interlocutor con la FAB.

Junto a Macri, están acusados el exjefe de Gabinete Marcos Peña, la exministra de Seguridad Patricia Bullrich, el exministro de Defensa Oscar Aguad, el excanciller Jorge Faurie, el exsecretario de Asuntos Estratégicos Fulvio Pompeo y el exembajador Álvarez García. También son investigados el exjefe de la Gendarmería Gerardo Otero, Caliba, Recalde y el exdirector de Logística Rubén Yavorski.

Mientras que en Bolivia también se abrió una investigación. Wilfredo Chura Condori, jefe de subsección de Almacén Central Material Bélico de la FAB confirmó que en almacenes estaban 40.000 unidades del material antimotín. La Policía también encontró en sus depósitos otra parte del lote.

https://www.la-razon.com/nacional/2021/09/08/testigo-revela-distribucion-y-conflicto-en-asignacion-de-pertrechos-enviados-a-anez-por-macri/