Juez rechaza pedido de Macri para frenar la investigación y Fiscal imputa al gendarme entregador de municiones

Por Emilia Delfino / El Diario Argentino / Buenos Aires.- El juez federal Javier López Biscayart rechazó este lunes un pedido del expresidente Mauricio Macri para frenar la investigación interna del Ministerio de Seguridad de la Nación sobre el presunto contrabando de municiones a Bolivia, según informó a elDiarioAR una fuente con acceso directo al expediente.

Contrabando de material bélico: imputaron al gendarme señalado como supuesto nexo con la Policía de Bolivia

En la cartera a cargo de Sabrina Frederic, Gendarmería Nacional instruye un sumario administrativo para determinar las circunstancias en las que supuestamente se desviaron 70 mil cartuchos antidisturbios que tenían como destino oficial la embajada argentina en La Paz y habrían terminado en manos de las fuerzas bolivianas en noviembre de 2019, en el marco del golpe contra Evo Morales y las manifestaciones en ese país.

Esa investigación interna es clave en la causa, ya que nutre al expediente de pruebas oficiales que la Justicia deberá luego corroborar. Una primera parte se incorporó este mismo lunes, según confirmó una fuente judicial.

De hecho, este lunes el fiscal Claudio Navas Rial amplió la acusación en la causa en base a información aportada por el Ejecutivo, que avanza rápidamente en la investigación interna. El fiscal imputó a otro excomandante de Gendarmería señalado como el encargado de coordinar con la policía boliviana el envío de los elementos bélicos en noviembre de 2019. Los nuevos elementos aportados por el Gobierno “permiten robustecer la hipótesis del caso originalmente trazada”, sostuvo el magistrado en su dictamen.

Macri había solicitado la suspensión de la investigación de Seguridad porque entiende que no garantiza su derecho de defensa. El juez rechazó el pedido de los abogados de Macri, encabezados por Pablo Lanusse, argumentando que el Poder Judicial no puede interferir en las competencias administrativas del Ejecutivo.

Seguridad presentó este lunes una primera parte del sumario administrativo con las declaraciones de un grupo de gendarmes que participaron en el operativo de traslado del arsenal, confirmó una fuente judicial.

En la investigación interna aún restan medidas y declaraciones, informó una fuente del caso a elDiarioAR, entre ellas, las declaraciones de cuatro de las exautoridades de Gendarmería pasados a disponibilidad que habrían tenido conocimiento del traslado del armamento y municiones del que se habría contrabandeado una parte (79 mil cartuchos antidisturbios)

También deben declarar los miembros de la tripulación del Hércules que realizó el vuelo a Bolivia con el cargamento y agentes del Grupo Alacranes, una fuerza especial dentro de Gendarmería, que viajaban en el avión que realizó el traslado.

El 12 de julio, el Gobierno de Alberto Fernández denunció a Macri, a los exministros Patricia Bullrich (Seguridad) y Oscar Aguad (Defensa); al exembajador argentino en Bolivia; y a exautoridades y miembros de Gendarmería Nacional por el supuesto contrabando de municiones que habrían sido destinadas ilegalmente a las fuerzas que apoyaban el golpe a Morales.

Fue luego de que el actual gobierno boliviano hiciera las primeras acusaciones, tras el hallazgo de una carta que reveló el envío presuntamente ilegal.

Este lunes, Frederic; la titular de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont; y el ministro de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, Martín Soria ampliaron la denuncia original, aportando información sobre el origen de las municiones.

Según Seguridad, esos 70 mil cartuchos serían parte de una adquisición realizada por el ministerio de Bullrich en 2018, cuando adquirió más de 558 mil cartuchos antidisturbios a Fabricaciones Militares para los operativos de seguridad del G-20,que tuvo lugar en Buenos Aires el 30 de noviembre y 1° de diciembre de 2018.

LINK ORIGINAL DE LA NOTA ANTERIOR: https://www.eldiarioar.com/politica/municiones-bolivia-juez-rechazo-pedido-macri-frenar-investigacion-interna-gobierno_1_8171932.html

Armas a Bolivia: el fiscal imputó al gendarme Caliba y afirma los nuevos datos robustecen la hipótesis del contrabando

El fiscal Navas Rial afirmó que la documentación que aportó el Gobierno permite profundizar la investigación y sumó como imputado al gendarme que reveló que cumplió órdenes de Bullrich.

Por Ari Lijalad ARI LIJALAD / EL DESTAPE / BUENOS AIRES.- El fiscal Claudio Navas Rial afirmó que la documentación que aportó el Gobierno en su ampliación de la denuncia contra Mauricio Macri, Patricia Bullrich, Oscar Aguad y otros ex funcionarios por el envío de armas a Bolivia permite “robustecer preliminarmente la hipótesis del casos orginalmente trazada”, es decir, que se trata de un caso de contrabando agravado.

Sumó además como imputado al gendarme Héctor Adolfo Caliba. Se trata, tal como informó El Destape, de la persona que recibió el armamento y que reveló que tenía órdenes de Bullrich de colaborar con la dictadura que derrocó a Evo Morales.

El miércoles pasado los ministros de Justicia Martin Soria y de Seguridad Sabina Frederic junto a la titular de la AFIP Mercedes Marcó del Pont ampliaron la denuncia original y aportaron documentación hallada en el ministerio de Defensa que conduce Agustín Rossi. Esos papeles son fundamentales, ya que revelan cómo la Gendarmería agregó 70.000 cartuchos 12/70 AT, 581 granadas y 100 spray de Gas Lacrimógeno forma paralela al equipamiento que llevaba el grupo de elite Alacrán que partió el 12 de noviembre de 2019 rumbo a La Paz para proteger la embajada argentina. También que fue el gendarme Caliba quien los recibió y documentó que se reunió con la Policía Boliviana y les expresó que tenía órdenes de colaborar con la dictadura.

Para el fiscal Navas Rial tanto los papeles que aportó el Gobierno como las medidas de prueba que solicitó permiten profundizar la investigación. El juez Javier López Biscayart deberá definir cuales ordena.

El 16 de julio el fiscal Navas Rial imputó a Macri, Bullrich, Aguad, al ex embajador en Bolivia Normando Álvarez García, al ex director de Gendarmería Gerardo José Otero y a los directores de Logística y Operaciones de esa fuerza, Rubén Yavorski y Carlos Recalde, respectivamente. Ahora, con la nueva información recibida, el fiscal Navas Rial sumó al gendarme Caliba como imputado.

Según informaron desde la fiscalía, imputaron al gendarme Caliba “en razón del rol que este habría desplegado en el aeropuerto del Alto, La Paz, en las tareas de recepción del personal de Gendarmería y de los armamentos y municiones aparentemente enviado” y “que la acción penal que emerge de los hechos descriptos en mi anterior dictamen (la imputación a Macri y otros) abarca a los sucesos que ahora se revelarían con más detalle (y con apoyo en nuevos elementos)”.

La imputación del gendarme Caliba es clave. Tal como informó El Destape, fue quien firmó una nota donde queda en evidencia que la ex ministra Bullrich ordenó colaborar con la dictadura. La nota está fechada el 17 de noviembre de 2019, a una semana del golpe de Estado. El gendarme Caliba informó: “En el día de la fecha, suscripto participó de una reunión convocada por la nueva conducción de la Policía Boliviana; a la misma asistieron la totalidad de los agregados policiales. El motivo de la convocatoria fue planteado por el nuevo Subcomandante General y Jefe de Estado Mayor Policial Cnl. DESP. Claudio Zenobio Espinoza Luna”.

Luego detalló que “el tema a tratar fue la posibilidad de colaborar cada institución con la provisión de agentes químicos contra disturbios, en razón que se les está acabando su stock; o bien orientar sobre mecanismos idóneos para una rápida adquisición”. O sea, la Policía golpista les pedía ayuda para conseguir material represivo.

El siguiente párrafo del gendarme Caliba es clave: “Conforme orientación de la superioridad Institucional, esta instancia, dio a conocer que Gendarmería se encuentra en una etapa de gestión de adquisición de dichos elementos; asimismo se orientó que dicho pedido se plantee al Ministerio de Seguridad con intervención de la Embajada Argentina en Bolivia”. Estas lineas revelan que:

Existía una “orientación de la superioridad institucional” para colaborar con la dictadura, lineamiento que solo puede emanar de Bullrich.

Que Caliba informó a los golpistas que la Gendarmería argentina estaba en “etapa de gestión de adquisición” de esas armas.
Que el mismo gendarme recomendó que hicieran el pedido de armas a Bullrich a través de la Embajada Argentina en Bolivia.
El rol de Caliba
Caliba era agregado de la Gendarmería en la embajada argentina en Bolivia y fue pasado a disponibilidad por la ministra de Seguridad Frederic en el marco de la investigación interna por el envío de armas del gobierno de Macri a los golpistas. Su apareció por primera vez plasmado como responsable del desembarco de las armas en la ampliación de denuncia que hizo el gobierno nacional este miércoles.

Además de la nota dirigida a Otero, un informe elaborado por el Agregado y Jefe de Misión de la Agregaduría de Defensa y Naval a la Embajada Argentina en Bolivia, el capitán Miguel Ángel Alonso, ubica a Caliba como el responsable de la recepción del armamento.

Según Alonso, en horas de la madrugada del 13 de noviembre de 2019, se encontraban presentes en el aeropuerto de La Paz el embajador Álvarez García, secretarios y el comandante Caliba, además de personal de la Embajada y familiares de diplomáticos “que serían evacuados”.

Cuando aterriza el Hércules C-130, “el mismo quedó durante todo el tiempo con los motores en marcha”, señaló Alonso. “Finalizado el desembarco del personal y equipamiento de la Gendarmería Nacional Argentina a cargo del Comandante (GN) Adolfo CALIBA, procedí a acompañar a los familiares (de diplomáticos) para su embarque” en el mismo avión en el que vino el escuadrón Alacrán, añadió el capitán.

Alonso dijo que estuvo con el embajador y secretarios y que tras la partida del avión subió a un «minimicro» con ellos. Aseguró: “En ningún momento tomé intervención en la recepción del personal de Gendarmería (Grupo Alacrán) ni el material ingresado. Dicha maniobra se encontraba a cargo del Comandante de Gendarmería acreditado en la Embajada Argentina en el Estado Plurinacional de Bolivia”, es decir, el Comandante de la Gendarmería Caliba.

En Bolivia también surgió el nombre de Caliba en las investigaciones internas que hay en curso.

LINK DE LA NOTA ANTERIOR:

https://www.eldestapeweb.com/politica/golpe-de-estado/armas-a-bolivia-el-fiscal-imputo-al-gendarme-caliba-y-afirma-los-nuevos-datos-robustecen-la-hipotesis-del-contrabando–202172616470

Contrabando: imputaron al gendarme señalado como supuesto nexo con la Policía de Bolivia

Se trata del comandante Adolfo Héctor Caliba considerado como quien coordinó con la policía boliviana el envío de elementos represivos durante los días en los que se produjo el golpe de Estado contra Evo Morales.

Algunos de los materiales enviados a Bolivia durante la gestión de Cambiemos.

Algunos de los materiales enviados a Bolivia durante la gestión de Cambiemos.

TELAM / BUENOS AIRES.- El fiscal en lo Penal Económico Claudio Navas Rial sumó este lunes como imputado en la causa por contrabando agravado a Bolivia durante la gestión de Cambiemos al comandante de Gendarmería Adolfo Héctor Caliba, considerado como quien coordinó con la policía boliviana el envío de elementos represivos durante los días en los que se produjo el golpe de Estado contra el gobierno de Evo Morales en noviembre de 2019, informaron fuentes judiciales.

En este expediente ya se encuentran imputados, desde el pasado 16 de julio, el expresidente de la Nación Mauricio Macri; sus ministros de Seguridad y Defensa, Patricia Bullrich y Oscar Aguad; el entonces embajador en Bolivia, Normando Álvarez García; al exdirector general de la Gendarmería Nacional, Gerardo José Otero; y los entonces directores de Logística y Operaciones de esa fuerza, Rubén Carlos Yavorski y Carlos Miguel Recalde, respectivamente.

La semana pasada, Macri designó como abogado defensor para este caso al exfiscal Pablo Lanusse, Bullrich al abogado Julián Curi y, según informaron fuentes judiciales, Caliba compartirá abogado con Otero y otros imputados de la Gendarmería Nacional.

El fiscal Navas Rial presentó hoy la ampliación de la acusación ante el juez Javier López Biscayart, que le había corrido vista de los nuevos elementos aportados al expediente por los ministros Martín Soria (Justicia), Sabina Frederic (Seguridad) y por la titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Mercedes Marcó del Pont la semana pasada.

El fiscal entendió que la última documentación aportada al expediente por los denunciantes permite «robustecer la hipótesis del caso originalmente trazada» al impulsar la acción penal por el posible contrabando agravado de armas y municiones al Estado Plurinacional de Bolivia el 12 de noviembre de 2019, según pudo saber Télam de fuentes judiciales.

Los argumentos

A partir de los nuevos elementos incorporados al expediente, el fiscal Navas Rial acusó a Caliba «en razón del rol que éste habría desplegado en el aeropuerto del Alto, La Paz, en las tareas de recepción del personal de Gendarmería y de los armamentos y municiones aparentemente enviado».

El envío se produjo en el momento en el que se inició la represión tras el golpe contra Evo Morales.

El envío se produjo en el momento en el que se inició la represión tras el golpe contra Evo Morales.

Caliba fue el encargado de coordinar con la Policía de Bolivia todos los movimientos previos y posteriores a la llegada del vuelo: se ocupó de dirigir a una comitiva argentina, escoltada, hasta el aeropuerto y supervisó la carga y descarga del avión que nunca apagó su motor en la madrugada del 13 de noviembre de 2019; según surge de un informe elaborado por el Ministerio de Defensa que ya está incorporado a la causa.

El comandante Caliba es el mismo que el 17 de noviembre de 2019 le envió una nota al entonces director nacional de la Gendarmería, Gerardo Otero, en la que le informaba sobre distintas protestas que por esos días se llevaban a cabo en contra del gobierno de facto encabezado por Jeanine Áñez.

En esa nota, que también está en el expediente, le contó sobre una reunión convocada por la conducción de la policía boliviana de la que había participado ese mismo día: «El tema a tratar fue la posibilidad de colaborar cada institución con la provisión de agentes químicos contra disturbios, en razón que se les está acabando su stock; o bien orientar sobre mecanismos idóneos para una rápida adquisición».

Quienes siguen el expediente sospechan que Caliba es el «uniformado» al que se refirió días atrás el ministro de Gobierno de Estado Plurinacional de Bolivia, Carlos Eduardo Del Castillo Del Carpio, quien en una entrevista con el diario Página/12 afirmó que lo tenían extraoficialmente identificado, pero que estaban aún buscando grabaciones y documentación oficial.

El informe reconstruido por esta agencia da cuenta de los documentos que autorizaban el ingreso a Bolivia del comando Alacrán con sus pertrechos, pero en ningún caso deja constancia de la internación en ese país de un cargamento antidisturbios como el que fue encontrado en un galpón de la policía boliviana, ni como el agradecido por la Fuerza Aérea de ese país.

La segunda presentación de los denunciantes incluía, además, detalles sobre el hallazgo en depósitos de la Policía del Estado Plurinacional de Bolivia de armamentos y municiones que se corresponderían, en parte, con los pertrechos cuyo contrabando investiga el fuero penal económico de nuestro país.

Los denunciantes sostuvieron a través de sus presentaciones que existió un desvío de armamento en favor de la Policía y la Fuerza Aérea Boliviana y que, para ello, se falsearon permisos y declaraciones juradas aduaneras y administrativas con el argumento de que el fin del armamento era “la seguridad y protección del Señor embajador argentino, su residencia, las instalaciones Diplomáticas, como así también el personal que se encuentre dentro de la misma».

De la denuncia surge también que, para justificar el presunto desvío del material, la Gendarmería Nacional Argentina informó que las municiones fueron consumidas «en ejercicios de entrenamiento y prácticas de tiro».

LINK DE LA NOTA ANTERIOR: