Fiscalía General cierra el caso «fraude electoral» tras pericia internacional que no detectó manipulación del cómputo el 2019

Ahora EL PUEBLO digital/ La Paz / 27/07/2021.- El estudio de la Universidad de Salamanca de España concluye que en las elecciones presidenciales de 2019 no hubo manipulación de datos del cómputo oficial ni de la Transmisión de Resultados Electorales Preliminares (TREP), por lo que se descarta el argumento de fraude que la oposición en el país utilizó para desatar una crisis social poselectoral.

“En análisis pericial del proceso electoral ha determinado que se produjeron varias negligencias por parte de la empresa Neotec, encarga del sistema TREP. Sin embargo, no se ha demostrado la existencia de manipulación en los datos ya que existen diferencias significativas entre todas las bases de datos utilizadas durante el proceso electoral”, concluye el estudio.

En conferencia de prensa, el fiscal General del Estado, Juan Lanchipa Ponce, informó que dicho estudio se realizó en torno a la investigación sobre presuntas irregularidades dentro del caso denominado Fraude Electoral, por lo que el Ministerio Público encargó el trabajo denominado “Pericia en el Área de Seguridad Informática y Administración de Redes” sobre la Integridad Informática de los resultados de las elecciones del 20 de octubre de 2019, al Grupo de Investigación Deep Tech Lab de BISITE, de la Fundación General de la Universidad de Salamanca- España.

“El informe pericial del proceso electoral determinó que se produjeron negligencias por parte de la empresa NEOTEC, encargada del sistema TREP; sin embargo, se ha demostrado la inexistencia de manipulación en los datos que prueben una actuación dolosa que hubiera incidido en los resultados del proceso electoral de octubre del 2019. También demostró que los sistemas y las bases de datos del TREP y del Cómputo Oficial, en su funcionamiento y flujos de procesos, son completamente independientes”, afirmó Lanchipa.

Explicó que la pericia detectó deficiencias e incidentes que no suponían riesgos para la integridad del proceso electoral, ni para los resultados del cómputo oficial y no se advierte manipulación de los votos, debido a que el sistema informático cuenta con la consistencia necesaria y en ningún momento fue alterado.

La autoridad agregó que, independientemente de la verificación de la integridad del contenido de la base de datos, se detectaron usuarios no identificados con rol de administrador y capacidad de acceso al sistema informático del proceso electoral, como administrador; resultando altamente improbable la manipulación de los resultados, imágenes de actas y registros de cada acción de manera coordinada sobre todos los sistemas. Para llevar a cabo esta acción sería necesario un equipo coordinado con accesos a todos los sistemas informáticos, tanto del TREP como al cómputo oficial.

El peritaje, entre sus conclusiones, también señala que “los registros de cada acción se encontraban supervisados por responsables de mantener y garantizar la seguridad, por lo que es imposible que cualquier tipo de movimiento, en este sentido hubiese pasado desapercibido a los responsables de auditar la seguridad de los sistemas informáticos”, puntualizó el Fiscal General.

El fiscal General del Estado, Juan Lanchipa.

Antecedentes:

CONSULTORA INTERNACIONAL

El Ministerio Público, en el marco de una investigación transparente y objetiva, luego de un proceso administrativo riguroso, el 15 de abril de 2021 encargó la Pericia al “Grupo de Investigación Deep Tech Lab de BISITE” de la Fundación General de la Universidad de Salamanca – España, equipo de primer nivel compuesto por expertos internacionales, con amplia experiencia y respaldo de prestigiosas universidades que solventan su trabajo y confiabilidad que estuvo dirigida por el Ingeniero, Juan Manuel Corchado PH.D  (Doctor en Informática y Doctor en inteligencia Artificial, Director del Parque Científico, Decano de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Salamanca).

La Pericia Informática tuvo como objetivo evaluar la integridad de los sistemas informáticos y de la información generada durante las Elecciones Generales del Estado Plurinacional de Bolivia mediante la verificación de la seguridad de la infraestructura utilizada y los registros existentes de la fecha del proceso electoral. El estudio concluyó con la emisión del informe de análisis de integridad electoral, el cual tiene una extensión de más de 230 páginas, resultado de un trabajo de tres meses de duración.

INFORME CIENTÍFICO

“La pericia científica desarrollada, ha considerado las evidencias cursantes en el cuaderno de investigación, analizadas con criterios técnicos y científicos periciales y forenses siguiendo una metodología formal garantizando la relevancia, confiabilidad y suficiencia, conforme establece la norma ISO/IEC 27037. El desarrollo del informe ha seguido los criterios generales para la elaboración de informes y dictámenes periciales sobre tecnologías de la información (UNE 197010/2015)”, explicó Lanchipa.

SOBRESEIMIENTO

Ante los resultados de la pericia internacional, la comisión de Fiscales a cargo del proceso penal denominado “Fraude Electoral”, con toda la información recolectada en la etapa investigativa y principalmente el informe de la pericia en seguridad informática y administración de redes emitió el requerimiento conclusivo de sobreseimiento del caso, al determinar que el hecho investigado no constituye delito, conforme dispone el art. 323.3 del Código de Procedimiento Penal (CPP), determinación que fue puesta a conocimiento de la autoridad jurisdiccional.

FISCALÍA EMITIÓ REQUERIMIENTO CONCLUSIVO DE SOBRESEIMIENTO POR CASO FRAUDE ELECTORAL

BTV NOTICIAS.- El Fiscal General del Estado, Juan Lanchipa, en conferencia de prensa, informó que los resultados periciales del proceso de investigación de la integridad electoral 2019, realizados por seguridad informática y administración de redes de análisis compuesta por equipo de primer nivel de expertos internacionales, detectó deficiencias e incidencias que no suponían riesgos para la integridad del proceso electoral ni resultados del computo oficial y no se advierte manipulación de los votos porque el sistema informático cuenta con consistencia necesaria y en ningún momento fue alterado.
En este marco, informó que la comisión de fiscales a cargo del caso Fraude Electoral en estricta observancia de la objetividad emitió el requerimiento conclusivo de sobreseimiento ya que el hecho investigado no constituye en delito como dispone como establece el artículo nro. 323 del Código del Procedimiento Penal, puesta en conocimiento de autoridad jurisdiccional.

Universidad de Salamanca concluye que no hubo manipulación del TREP ni del cómputo electoral en 2019

Es “altamente improbable” la “manipulación de los resultados, imágenes de actas y registros de cada acción de manera coordinada”, dice un informe de la universidad española.

Por Rubén Atahuichi / LA RAZON / La Paz.- Un estudio de la Universidad de Salamanca (España) concluye que en las elecciones de 2019 no hubo manipulación de datos del cómputo oficial ni de la Transmisión de Resultados Electorales Preliminares (TREP), cuyo incidente fue el principal factor de cuestionamiento al proceso electoral de entonces y que desató la crisis poselectoral de entonces.

“El análisis pericial del proceso electoral ha determinado que se produjeron varias negligencias por parte de la empresa Neotec, encargada del sistema TREP. Sin embargo, no se ha demostrado la existencia de manipulación en los datos ya que no existen diferencias significativas entre todas las bases de datos utilizadas durante el proceso electoral” señala parte del documento difundido este martes por radio Fides.

A las 19.40 del domingo 20 de octubre de 2019, horas después del cierre de la votación, el TREP fue paralizado por el Tribunal Supremo Electoral (TSE), cuando los resultados del conteo rápido señalaban una victoria parcial del Movimiento Al Socialismo (MAS) con el 45,8% de los votos, seguido de Comunidad Ciudadana (CC), con el 38,1%.

Frenado intempestivamente al 83,7% el TREP, motivó inmediatamente el reclamo de la misión de observadores de la Organización de Estados Americanos (OEA), que exigió explicaciones sobre el incidente al TSE. Carlos Mesa, entonces candidato de CC, también cuestionó el percance.

El incidente fue el motivo principal de las protestas de la oposición del MAS para cuestionar las elecciones y considerar que hubo “un monumental fraude”, como llamó Mesa luego.

El informe de la Universidad de Salamanca, cuyo membretado consigna el sello de la Fiscalía General del Estado, titula: Análisis de integridad electoral, elecciones generales del Estado Plurinacional de Bolivia 20 de octubre de 2019.

Señala que en la gestión del caso hubo “usuarios no identificados con capacidad de acceso al sistema informático”. “Sin embargo, la manipulación de los resultados, imágenes de actas y registros de cada acción de manera coordinada sobre todos los sistemas se considera desde el punto de vista técnico altamente improbable debido a que para llevarlo a cabo sería necesario un equipo coordinado con acceso a todos los sistemas informáticos (tanto TREP como cómputo oficial) utilizados durante el proceso electoral”, dice el informe.

Entonces, la OEA concluyó que “la interrupción del TREP y el posterior redireccionamiento del flujo de datos a un servidor externo tornó absolutamente manipulable el sistema”.

“En efecto, el análisis pericial revela que, de manera deliberada, se construyó una estructura informática oculta, con capacidad de modificar resultados electorales, así como borrar cualquier rastro de esta actividad”, continuó el informe final de la OEA.

La misión de la OEA también observó actas y la cadena de custodia. Consideró que hubo una manipulación “dolosa” de los resultados electorales.

Los cuestionamientos al proceso electoral motivaron las protestas de Mesa y otras fuerzas de oposición. El 21 de octubre, el candidato de CC llamó a hacer vigilias frente a los tribunales electorales, que desató luego un conflicto al que se sumó el entonces presidente del Comité pro Santa Cruz, Luis Fernando Camacho.

Las movilizaciones desembocaron en un motín policial, la sugerencia de dimisión presidencial de las Fuerzas Armadas y la renuncia del Morales, el 10 de noviembre. En cuestionada sucesión, la entonces senadora Jeanine Áñez se proclamó presidenta el 12 de noviembre de 2019El 25 de octubre, el TSE publicó el cómputo final: 47,08% de los votos para el MAS de Morales y 36,51% para CC de Mesa. Con el informe de la OEA, que denunciaba “graves irregularidades” en el sistema informático, los comicios de aquel 20 de octubre fueron anulados.

https://www.la-razon.com/nacional/2021/07/27/universidad-de-salamanca-concluye-que-no-hubo-manipulacion-del-trep-que-en-2019-desato-la-crisis/