Macri se lava las manos sobre el envío de armas para los golpistas bolivianos

PAGINA 12 / BUENOS AIRES.- El expresidente Mauricio Macri volvió a negar la responsabilidad de su gobierno en el envío de las municiones y armamentos a Bolivia, documentadas por las fuerzas de seguridad de ese país, y afirmó que esos hechos son “un cuento, una operación, una mezcla de malicia y alucinaciones del kirchnerismo”.

Para Macri, la denuncia pública hecha por el gobierno boliviano y replicada en la Justicia por el de la Argentina “no es creíble”. “¿Por qué esos pertrechos (por las municiones) que debían estar en la embajada estaban en un galpón” de la policía boliviana?, se preguntó.

“Si el embajador nuestro dice que jamás vio esa carta (en la que la Fuerza Aérea agradecía a la Argentina el envió de material bélico) y en Cancillería dicen que no estaba, ¿por qué vamos a creer que eso es verdad?”, insistió durante una entrevista por Radio Mitre.

En cada una de sus respuestas, Macri minimizó el escándalo internacional desatado tras el hallazgo de la densa documentación diplomática y administrativa que demuestra el apoyo de su administración con el gobierno de facto que en noviembre de 2019 derrocó a Evo Morales, intentó su asesinato y reprimió a sus seguidores dejando un saldo oficial de 38 muertos.

“Desmiento categóricamente esto y lamento que el Gobierno esté armando esto”, insistió. Para él, lo que solamente ocurrió fue que “viajó un escuadrón (de Gendarmería) para proteger una embajada y punto”. Todo lo demás, las pruebas de la burocracia y el hallazgo de municiones argentinas no declaradas en los embarques a Bolivia, es “una denuncia para desviar la atención de lo que está pasando en el país”.

Para el expresidente, este hecho es parte de la “persecución y el acoso a funcionarios de mi gobierno, mi persona y mi familia” por parte del gobierno nacional. “Piensan que así van a ocultar lo que han hecho en la pandemia” y “la destrucción económica del país”, añadió.

Bolivia, el FMI y el Correo

Luego, para sostener su versión del caso, Macri hizo una singular comparación con el préstamo que su gobierno gestionó con el Fondo Monetario y que se diluyó en una sideral fuga de capitales. “Lo de Bolivia es parte de las denuncias que hace el kirchnerismo. Como las que nos hicieron por la deuda del FMI, que (cuyo monto) es la misma deuda que el país tenía antes y después de ese préstamo”.

A esta comparación le sumó el otro escándalo en el que él y su familia están involucrados: “Lo del Correo es parte de todo esto”, dijo respecto de la causa que se le sigue por la multimillonaria deuda que el Grupo Macri mantiene desde principios del 2000 con el Estado. “Yo no tengo nada que ver con todo eso”, dijo sin más.

Para Macri, las denuncias en su contra “demuestran la debilidad del gobierno” de Alberto Fernández, que intenta “avasallarnos diariamente” y “comete atropellos, como querer cambiar el procurador y la Corte Suprema” por “un supuesto lawfare del que me acusan”.

Los cien mil muertos por covid

El expresidente cuestionó también al Gobierno por su gestión de la pandemia, a la que calificó como «pésima», luego de que desde su partido se boicotearan las medidas sanitarias y hasta la llegada de vacunas.

En esa línea, opinó que «la cuarentena fue una excusa maravillosa para atropellarnos diariamente y someternos» cuando «ellos (los funcionarios del Gobierno) circulan libremente, entran y salen del país, no están ni un día aislados”.

“Por un tema ideológico se negaron a comprar vacunas de los Estados Unidos que estaban disponibles y con eso hubiéramos evitado miles de muertes”, dijo en referencia a los fármacos elaborados por Pfizer, el caballito de batalla opositor. El acuerdo con el laboratorio estadounidense finalmente se destrabó la semana pasada con el DNU que modificó la ley de vacunas

La interna en Juntos por el Cambio

El ex presidente de Boca Juniors también se refirió a la crisis interna desatada en Juntos por el Cambio de cara a las próximas PASO. Esquivó responder a una pregunta sobre una disputa de liderazgo con Horacio Rodríguez Larreta y volvió a sostener que “los momentos de definición de listas siempre son complicados”.

También se refirió al desplante que le hizo María Eugenia Vidal al no aceptar candidatearse en la provincia de Buenos Aires y virar hacia la Capital Federal. “Fue algo traumático para Juntos por el Cambio esta decisión, pero hay personas y cada una tiene sus sentimiento”, analizó.

“Esta elección es bisagra. Ganando esta elección vamos a volver al poder con un aprendizaje y mayor apoyo”, afirmó y autoevaluó con elogios a su gobierno no reelecto: “Habrá muchas críticas y las acepto, pero fue un gobierno muy correcto. No hicimos ningún tipo de ilegalidad y por eso estamos trabajando para volver a gobernar”.

Finalmente, frente a la pregunta “¿tiene miedo de ir preso si Juntos por el Cambio no consigue mayoría en el Congreso?”, respondió: “Estoy tranquilo” y “creo en las instituciones, más allá de que hay jueces que se dejen atropellar porque hay debilidades humanas”.

https://www.pagina12.com.ar/354962-mauricio-macri-volvio-a-desligarse-del-envio-de-las-armas-a-

Ministro de Defensa de Argentina tiene «pleno convencimiento de que Macri estaba al tanto»

«Claramente ha habido contrabando agravado de armas» destinadas «a la dictadura boliviana, que fueron utilizados para reprimir al pueblo», condenó el ministro, y dijo no tener dudas de que estas acciones «fueron tomadas en el más alto nivel de la administración de ese momento».

Foto: AFP.

Foto: AFP.

TELAM.- El ministro de Defensa, Agustín Rossi, afirmó tener «pleno convencimiento» de que el expresidente Mauricio Macri «estaba al tanto» del envío de material represivo a Bolivia en noviembre de 2019, cuando se llevaba a cabo en el país andino el golpe de Estado que depuso a Evo Morales.

«No tengo dudas de que estas acciones fueron tomadas en el más alto nivel de la administración de ese momento. Tengo pleno convencimiento de que el expresidente Macri estaba al tanto de esta situación», manifestó Rossi este lunes en declaraciones a Télam Radio.

El ministro añadió que los hallazgos de los últimos días van «conformando un hecho» y que «sin duda se van a ir generando situaciones que van a comprobar la responsabilidad de los entonces funcionarios» con esa maniobra.

La denuncia realizada por el Gobierno de Bolivia y las autoridades argentinas respecto del envío de pertrechos represivos cobró mayor volumen este miércoles con la confirmación oficial de que parte de ese material represivo enviado irregularmente por la administración de Macri «continúa en los depósitos» de la Policía del país vecino, sin la documentación que los «respalde».

Rossi sostuvo que, a su criterio, «claramente ha habido contrabando agravado de armas, de pertrechos, de municiones y de elementos antitumulto destinados a la dictadura boliviana y que fueron utilizados para reprimir al pueblo» de ese país.

«Seguramente las acciones que se están llevando a cabo por parte de la Justicia de Bolivia y las que se harán en los tribunales de nuestro país van a terminar de comprobar todo lo que estamos diciendo», remarcó el titular de la cartera de Defensa.

El funcionario sostuvo que la «carta en la que se agradece el envío de material por parte del gobierno de Cambiemos cuya existencia está verificada», y que en los días en los cuales se consolidaba el golpe de Estado contra Morales fue envida a la embajada argentina en La Paz por el entonces comandante de la Fuerza Aérea Boliviana Jorge Gonzalo Terceros Lara, quien actualmente se encuentra detenido.

A esto, Rossi sumó la constancia del «cargamento que llevaba el Hércules C-130, y ahora el Gobierno boliviano ha encontrado parte de los pertrechos, gases y municiones llevadas».

En las últimas horas, Bolivia profundizó su investigación interna y aseguró que se está a punto de identificar «qué funcionarios acudieron al aeropuerto» a recibir el cargamento transportado en un avión Hércules C-130 de la Fuerza Aérea Argentina.

El mismo fue enviado en momentos en que el país andino sufría un golpe de Estado, que derrocó a Morales y puso ilegalmente en el poder a Jeanine Áñez, hoy encarcelada.

Foto: AFP.

Foto: AFP.

El caso se conoció hace una semana, cuando el canciller de Bolivia, Rogelio Mayta, denunció que el Gobierno de Macri envió material represivo a ese país, que fue utilizado para reprimir las protestas sociales ocurridas tras la asonada que provocó la caída de Morales.