Once hechos que demuestran que el Golpe de Estado del 2019 fue planificado

AGENCIA BOLIVIANA DE INFORMACION (ABI).- Al menos 11 indicios muestran que el golpe de Estado se manifestó desde agosto de 2019, estuvo planificado y secuenciado. Recientes huellas evidencian el rol del Alto Mando Militar, su deliberación e insubordinación que se sumó al desconocimiento de las elecciones, los llamados a la convulsión bajo el eslogan de “fraude”, el amotinamiento policial, el incendio en la Chiquitania, los paros cívicos, las operaciones de grupos civiles armados y la reunión en la Universidad Católica Boliviana (UCB) que definió que Jeanine Áñez tome el poder.

“Había una actitud coordinada, secuenciada y planificada de parte de los movilizados”, indicó este martes el exministro de Defensa, Javier Zavaleta, entrevistado en el programa 180 de radio Patria Nueva.

A continuación, se ofrecen los indicios señalados:

Indicio 1.- Grupos alentaron el incendio en la Chiquitania

Entre agosto y septiembre de 2019, se produjo un incendio en la Chiquitania que obligó a una movilización titánica del Estado y de miles de militares. Según Zabaleta, mientras el Gobierno apagaba el fuego, llegaban desde la ciudad de Santa Cruz, personas en camionetas trayendo botellas de gasolina para mantener el incendio.

“Esta operación donde (Luis Fernando) Camacho es el protagonista, yo en lo personal veo de forma más clara en el incendio en la Chiquitania”, dijo Zabaleta, quien aseguró que existía un aparato mediático que ocultaba los incendios provocados e intentaba mostrar al gobierno como responsable del desastre.

“Ahí se nota una estrategia para socavar las bases del Gobierno”, indicó el exministro al programa Primer Plano, de Bolivia Tv.

Indicio 2.- Paros cívicos y bloqueos de calles

Antes de las elecciones generales, varios comités cívicos y agrupaciones ciudadanas realizaron paros y bloqueos en contra de la postulación de Evo Morales a la presidencia.

“Manifestantes en las ciudades de La Paz, Cochabamba, Tarija y Oruro, en Bolivia, bloquearon vías durante la jornada de paro en rechazo a la reelección del presidente Evo Morales. También piden la renuncia de los vocales del Tribunal Electoral”, informó la cadena televisiva CNN el 22 de agosto de 2019.

Indicio 3. Desconocimiento de las elecciones y llamado a la convulsión social

El 21 de octubre de 2019, un día después de las elecciones generales donde el Movimiento Al Socialismo (MAS) ganaba con más del 47%, el entonces candidato Carlos Mesa desconoció los comicios sin que haya terminado el cómputo oficial. “Estoy llamado a la movilización de Comunidad Ciudadana, de los comités cívicos, de los partidos políticos y del Conade (Comité Nacional de Defensa de la Democracia), para que estemos en todos los tribunales departamentales electorales y aquí en el Tribunal Supremo Electoral (TSE), con la fuerza de la gente para exigir que no se trate de repetir un nuevo 21F de 2016″, manifestó Mesa en rueda de prensa. (Fuente: Los Tiempos-ANF / 21-10-2019).

Tras el llamado de Mesa, grupos de choque, como la Unión Juvenil Cruceñista, la Resistencia Cochala y otros, procedieron a la toma violenta de instituciones públicas y quema de tribunales electorales departamentales y destrucción de actas electorales. Varias casas de autoridades fueron atacadas y asaltadas.  

Indicio 4. Eslogan del “fraude monumental” para movilizar

Carlos Mesa denunció, sin ninguna prueba, la existencia de un “fraude monumental” en las elecciones. (Fuente: Periódico El País, de España / 15-11-2019). Hasta la fecha, no se presentaron denuncias fehacientes que sustenten esas denuncias y las nueve fiscalías del país desestimaron el caso por falta de pruebas (sobreseimiento).

La OEA emitió un informe donde denunció irregularidades pero en ningún momento mencionó la palabra “fraude”. Sin embargo, ese informe fue usado por grupos civiles para causar hechos de violencia, toma de instituciones y el posterior golpe de Estado. 

Indicio 5. El motín policial

El 8 de noviembre comienza el motín policial. La primera en rebelarse fue la Unidad Táctica de Operaciones Policiales (UTOP) de la ciudad de Cochabamba y poco después se amotinaron los comandos de la policía de Sucre y Santa Cruz.

“La policía, en esos días, había tomado la decisión política de sacar al presidente Evo Morales. ¿Si eso no es golpe de Estado qué es?, indicó el exministro Zavaleta.

La exautoridad dijo que los policías salieron entonces a marchar y actuar en las calles portando sus armas.

Indicio 6.- Deliberación e insubordinación militar

Zavaleta dijo que antes de que el presidente Evo Morales renuncie el 10 de noviembre de 2019 a las 16h50, los militares decidieron desconocer la autoridad de su Capitán General y del Ministro de Defensa.

Los militares decidieron realizar operaciones aéreas en La Paz y Oruro para atacar a civiles que salieron en defensa del Gobierno, impidieron el uso del avión presidencial a Evo Morales, trabaron la llegada de un avión mexicano que pretendía trasladar a Morales e hicieron lo imposible para impedir que esa aeronave salga del país transportando al entonces Mandatario.

En uno de esos momentos, los militares y policías intentaron rodear la aeronave donde estaba Morales en el aeropuerto de Chimoré, dijo el exministro de Defensa.  

Por si fuera poco, indicó Zavaleta, los jefes militares deliberaron políticamente y se pronunciaron pidiendo la renuncia de Evo Morales lo que significó que actuaron al margen de la Constitución Política del Estado y la Ley Orgánica de las Fuerzas Armadas. “Se saltaron la cadena de mando”, manifestó.

Indicio 7. Grupos civiles armados

Zavaleta indicó que grupos civiles delincuenciales operaron con armas y violencia para secuestrar, torturar, quemar casas y asaltar domicilios de autoridades que estaban en la línea de sucesión constitucional, es decir tenían la posibilidad legal de sustituir a Evo Morales en la Presidencia.

“Había una actitud coordinada, secuenciada y planificada de parte de los movilizados, obviamente no todos, pero tenían una actitud planificada secuenciada, coordinada para evitar la sucesión constitucional, es decir sabían a quién secuestrar, a quién amenazar, sabían a quién quemarle la casa y sabían a quién atacar con el único afán de que se evite la sucesión constitucional”, indicó Zavaleta.

Indicio 8. Custodia y resguardo a civiles

Los policías y militares procedieron a dar protección, resguardo y ponerse a órdenes de civiles como Luis Fernando Camacho, que llegó a la ciudad de La Paz y hasta se vistió con uniforme policial y recorrió las calles en vehículos de la entidad verde olivo.

Indicio 9. Jorge «Tuto» Quiroga ordena a los militares

Los jefes militares de la Fuerza Aérea Boliviana se pusieron a órdenes de Jorge «Tuto» Quiroga quien ordenó la salida del avión donde se transportaba a Evo Morales y otras autoridades que habían renunciado, rumbo al extranjero, según testimonió la exministra Teresa Morales.

Indicio 10. Camacho pide que Junta militar-policial sea gobierno

Luis Fernando Camacho, entonces dirigente cívico cruceño, plantea la conformación de una Junta militar-policial y civil que se haga cargo del Gobierno.

Indicio 11. En la UCB se definió la presidencia de Áñez

Actores políticos, cívicos, Waldo Albarracín, la jerarquía católica y embajadores extranjeros, definieron sin ninguna atribución legal, el 10 de noviembre de 2019, que Jeanine Áñez sea la Presidenta de Bolivia y hasta la llamaron por teléfono para invitarla a ocupar la primera magistratura del país.

JML / Agencia Boliviana de Información
ABI. Derechos Reservados. 1996 – 2021

Zavaleta: Hubo insubordinación en las FFAA en 2019 y deben revelar quienes mandaban

El exministro de Defensa Javier Zavaleta que en las Fuerzas Armadas se rompió la cadena de mando y que no obedecían a Evo Morales, antes de haber renunciado

El exministro de Defensa, Javier Zavaleta.

Por Carlos Corz / LA RAZON.- El exministro de Defensa Javier Zavaleta fue el último ministro en renunciar para salvar obstáculos puestos al expresidente Evo Morales en su vuelo a México. Dijo que desde la mañana de ese 10 de noviembre era evidente la “insubordinación” en las Fuerzas Armadas, por eso demandó al Alto Mando de 2019 asumir su responsabilidad en lo ocurrido o identificar quienes daban las órdenes.

Zabaleta aseguró que hubo participación militar en los hechos que derivaron en la renuncia de Morales, por eso cuestionó a quienes niegan que en noviembre de 2019 hubo un “golpe de Estado”. Empezó recordando en una entrevista en el canal estatal que en la mañana del 10 de noviembre militares ya no obedecían a Morales, pese a que aún era el Presidente.

Se refería a la tripulación del avión presidencial y al propio excomandante de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB) Gonzalo Terceros, quien en sus declaraciones a la Fiscalía sostuvo que Morales y el exvicepresidente Álvaro García le advirtieron que “iba a correr sangre” y de “quema de la ciudad de La Paz” sino autorizaba el vuelo del avión de México para sacarlos de Bolivia.

Zavaleta recordó que la tripulación del avión presidencial se negó en El Alto a acatar las órdenes de Morales para ser trasladado al Chapare, donde en la tarde comunicó su decisión de dimitir al cargo, junto al exvicepresidente Álvaro García.

“Ahí empezaron los problemas, porque estábamos el presidente, el vicepresidente y yo, los insubordinados alegaban que ya no era el Presidente el que tomaba las decisiones y lo llamamos al comandante Terceros para preguntarle quién está ordenando aquí, y él también decía que no daba las órdenes”, rememoró y desafió al exAlto Mando a revelar “quién daba las órdenes” en ese momento.

Otra de las datos que puso para sostener que los militares rompieron la cadena de mando y que fueron parte de los hechos de ese noviembre, fue el sobrevuelo de los aviones chinos K-8 sin haber sido autorizado por Morales, siendo aún Presidente. Es más, dijo, hay información de que los aviones hicieron disparos, aunque dejó eso a la investigación fiscal.

En ese momento estaba al mando de las Fuerzas Armadas Williams Kaliman, mientras que el Ejército era comandando por Pastor Mendieta, la FAB por Terceros, la Armada por Gonzalo Jarjuri, y el Jefe de Estado Mayor era Flavio Arce. Los cuatro últimos están encarcelados por el caso “golpe de Estado” y Kaliman está prófugo.

“Nos dicen que el comandante Terceros había sido rebasado por otros oficiales subalternos que ya eran los que estaban intentando tomar el mando no solo de la Fuerza Aérea sino de todas las Fuerzas Armadas”, sostuvo y desafío a Terceros a decir “qué oficiales rompieron la cadena de mando, se insubordinaron y estaban tomando decisiones de todo tipo en ese momento”.

Otra de las pruebas, insistió, es que cuando llegó al avión presidencial al Chapare se lo intentó llevar a la terminal aérea militar y no a la civil como se había decidido. “Si eso no es secuestro a un Presidente ¿qué es? Y eso era parte de un plan que hubiera prosperado si no se movilizada los pobladores de Chimoré”, recordó.

Sobre la conferencia de prensa de Kaliman y su Alto Mando Militar, cuando sugieren la renuncia de Morales, Zavaleta aseguró que eso implica el rompimiento de la cadena de mando porque no fue autorizada por el poder constituido.

“El momento en que se salen de la cadena de mando y convocan a esa conferencia de prensa deliberan y asumen posición política, lo cual está también penado por la Ley Orgánica de las Fuerzas Armadas”, sostuvo el exministro que reveló que hay información de que militares fueron sobornados.

El gobernador y excívico Lui Fernando Camacho fue el principal líder que condujo las protestas cívicas que acabaron con la renuncia de Morales. En un video que circuló por redes sociales, reveló que su padre arregló para que las Fuerzas Armadas y la Policía no salgan a defender al gobierno del expresidente.

“Por esa declaración que hace Camacho debe ser el primero en ser citado”, cuestionó.

https://www.la-razon.com/nacional/2021/07/06/zavaleta-hubo-insubordinacion-en-las-ffaa-en-2019-y-deben-revelar-quienes-mandaban/