Añez admite ante fiscales que no tiene un documento que la avale como «presidenta»

AGENCIA BOLIVIANA DE INFORMACION (ABI).- Nuevas revelaciones de Jeanine Áñez en la Fiscalía. Ella dijo que no cuenta con algún documento o título que la avale como 6 constitucional de Bolivia ya que tuvo que “instrumentalizar” las normas para llegar al poder debido a la emergencia y convulsión social que se vivía en 2019.

No supo qué responder cuando los fiscales le preguntaron si hubo el quórum (cantidad mínima de legisladores asistentes a una sesión) reglamentario en la Asamblea Legislativa Plurinacional para que asuma legalmente la presidencia del Senado y la presidencia del país.

Admitió que el bloque mayoritario de legisladores del MAS-IPSP no asistió a esas sesiones y que ella pertenecía al bloque de las minorías, con su partido denominado “Demócratas”. Pese a las ausencias de legisladores masistas, dijo que impulsó la sesión.

Consultada sobre la importancia de que se lea en el Legislativo las renuncias de autoridades electas para que surtan efecto legal las dimisiones, señaló al sacerdote José Fuentes, entonces secretario adjunto de la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB), por afirmar que bastaba anunciar la renuncia ante los medios de difusión para que tenga efectos el alejamiento de una autoridad.

Respecto a la legalidad de su presidencia, los fiscales le preguntaron: “Diga usted cuál es el documento o título que le permite signar o nominar a su persona como presidenta del Estado Plurinacional de Bolivia”.

Ante la interrogante, ella respondió: “Estando en una situación de emergencia y convulsión social instrumentalicé el Reglamento de la Cámara de Senadores, Constitución Política del Estado y Comunicado del Tribunal Constitucional Plurinacional, ya que era una transición”.

Respecto al quórum legal reglamentario necesario para asumir la presidencia del Senado y, luego, ser designada como presidenta de Bolivia, Áñez señaló:

“Las sesiones desarrolladas solo fueron en fecha 12 de noviembre de 2019, existió convocatoria para la Cámara de Senadores pero públicamente los parlamentarios del MAS dijeron que no asistirían a la Asamblea, lo que yo hice fue instrumentalizar el reglamento (…), además por cumplir con mi deber como parlamentaria ante el país en un estado de emergencia y convulsión social”.

Según el reglamento del Senado, la Presidencia le corresponde al bloque mayoritario, en este caso al MAS, y no así al bloque minoritario, del cual formaba parte Áñez.

Cuándo los fiscales le preguntaron quiénes participaron de la sesión que la designó como presidenta del Senado y luego presidenta del país, ella dijo que “en la sesión de la Cámara de Senadores y en la Sesión de la Asamblea que se desarrolla en la Cámara de Diputados, por un estado de necesidad y por responsabilidad teníamos que resolver el tema de vacío de poder”.

Indicó que se enteró de la renuncia de Adriana Salvatierra por los medios de difusión y que, “de acuerdo a la declaración mediática del padre José Fuentes se dijo que con la renuncia que hemos hecho en los medios de comunicación es suficiente”.

En 2003, tras la renuncia del entonces presidente Gonzalo Sánchez de Lozada, se leyó la renuncia en el Legislativo como requisito previo para designar a su sucesor Carlos Mesa.

Ese procedimiento legal y jurisprudencial no se cumplió en el caso de Jeanine Áñez.

ESTO VIOLO AÑEZ AL AUTOPROCLAMARSE PRESIDENTA DE BOLIVIA

Mesa bloqueó la sucesión constitucional de Salvatierra

La expresidenta de facto declaró ante la Fiscalía e involucró al jefe de Comunidad Ciudadana en el caso Golpe de Estado de 2019.

La expresidenta de facto Jeanine Añez. (Foto: Jorge Mamani)• ABI /

ABI.- Carlos Mesa bloqueó la sucesión constitucional de Adriana Salvatierra y canalizó la presidencia de facto de Jeanine Añez, según testimonió ella en su declaración ante la Fiscalía.

En sus declaraciones, Añez dijo que tuvo que disfrazarse para movilizarse por la ciudad de La Paz y que participó en varias reuniones reservadas con actores políticos, cuyos nombres mencionó, que impulsaron su presidencia.

Según su testimonio, en noviembre de 2019, “Don Antonio Quiroga recibe una llamada del entonces Ministro de Comunicaciones, Manuel Canelas, pidiendo una reunión entre Adriana Salvatierra, el mismo Manuel Canelas, que en la reunión será con Quiroga y el señor Ricardo Paz. Esta reunión sería en la oficina del señor Quiroga, en la calle Ecuador, en la Editorial Plural, en esa reunión, Adriana Salvatierra plantea y anticipa ante una posible renuncia de Evo Morales que ella accedería a la presidencia en sucesión constitucional y llamaría a elecciones con un nuevo tribunal electoral. Y le consulta si eso sería aceptado por el señor Carlos Mesa (sic)”.

Posteriormente, indicó Añez en su declaración: “El señor Quiroga llama al señor Carlos Mesa por teléfono para consultarle, y éste le responde que la ciudadanía no aceptaría esa sucesión, las protestas continuarían”.

El ex vicepresidente del prófugo de la justicia, Gonzalo Sánchez de Lozada.

Luego de las renuncias de Evo Morales, Álvaro García Linera y ministros, dijo Añez, “el señor Carlos Mesa realiza una declaración en una radio mencionando que no aceptaría la sucesión de Adriana Salvatierra”.

Además de bloquear la entonces probable sucesión constitucional de Adriana Salvatierra, el jefe de campaña de Carlos Mesa, el estratega Ricardo Paz Ballivián, es quien, en noviembre de 2019, llama por teléfono a Jeanine Añez desde una reunión con actores políticos, la jerarquía de la Iglesia Católica y embajadores congregados en la Universidad Católica Boliviana (UCB) para casi ofrecerle la presidencia de Bolivia.

Al respecto, el testimonio de Añez en la Fiscalía indica:  “(…) yo no sé cuántas reuniones tuvieron, pero entre 18:00 a 19:00 (era ya de noche)  yo recibo una llamada de Ricardo Paz, que me pone en altavoz, me explica que ellos estaban en reunión buscando una reunión pacífica y me sorprendo de la llamada, me dicen que estaban buscando la mejor forma constitucional, de cómo hacer una transición, y como en el Senado todos habían renunciado, yo era la segunda vicepresidenta del Senado, me preguntaron si estaba dispuesta a asumir la presidencia para hacer el proceso de transición y llamar a nuevas elecciones constitucionales, a lo que yo respondo que estaría dispuesta si podría contribuir a la pacificación del país”.

Al respecto, la exministra Teresa Morales, exdirectora de la Unidad de Investigaciones Financieras (UIF), entrevistada por el periódico La Razón, reveló que, en noviembre de 2019, fue Carlos Mesa quien propuso a Jeanine Añez como presidenta.

“¿Qué les parece que Jeanine Añez fuera presidenta?, propuso Carlos Mesa, jefe de Comunidad Ciudadana (CC), durante la reunión entre obispos, políticos, cívicos y delegados internacionales que, en 2019, terminó por definir la presidencia de Añez, testimonió Morales.

“Con toda claridad, Carlos Mesa le preguntó a Adriana (Salvatierra) ‘¿qué les parece que Jeanine Añez fuera presidenta?’. Estaban sentados frente a frente, y Adriana les dijo: ‘Yo no entiendo por qué me preguntan si ya la señora Añez se está moviendo en la cápsula presidencial; seguramente ustedes habrán decidido cosas’”, contó Teresa Morales.

La derecha tomó el poder por dos días antes del Golpe de Añez

Las nuevas revelaciones de la expresidenta confirman que todo estaba preparado para un golpe de Estado en Bolivia.

Luis Fernando Camacho (der.) y Marco Pumari. Foto: RRSS

Por Romina Montoya / EL PUEBLO.- Dos días previos a la sucesión inconstitucional de Jeanine Añez, el poder del Estado estuvo en manos de los expresidentes de los Comités Cívicos de Santa Cruz y Potosí Luis Fernando Camacho y Marco Pumari y de líderes opositores como Samuel Doria Medina, Jorge Tuto Quiroga y Carlos Mesa, a través de su asesor y jefe de campaña Ricardo Paz.

Esta afirmación la hizo el jefe de bancada de la Cámara Alta, senador Luis Adolfo Flores, luego de conocerse las declaraciones ampliatorias que brindó ante el Ministerio Público de la ciudad de La Paz la expresidenta del régimen de facto Jeanine Añez por el caso Golpe de Estado, presentado ante esa instancia por la exdiputada Lidia Patty.

El legislador afirmó también que previó a estos hechos sucedidos entre el 10 y 12 de noviembre de 2019, las Fuerzas Armadas, por instrucciones del señor Jorge Quiroga, recogen del aeropuerto de El Alto a Jeanine Añez y su familia para trasladarla hacia la zona Sur a un hotel, donde la esperaban los excívicos Marco Pumari, Luis Fernando Camacho y otros líderes políticos

“En el lapso del 10 al 12 de noviembre, ¿quiénes estaban en el poder? Eran los que negociaban y que pidieron un día antes, el 11 de noviembre, que se prepare la banda y los símbolos patrios en el Banco Central de Bolivia. No era gente de Evo Morales, eran personas que tomaron el poder por dos días, eran los líderes de oposición que mandaban y coordinaban con las Fuerzas Armadas, además de los presidentes de los comités cívicos de Santa Cruz y Potosí y los miembros de Conade”, aseguró.

Flores dijo que estas declaraciones demuestran que todo estaba preparado para que se consolide el golpe de Estado en Bolivia contra un gobierno legal y legítimo elegido por el voto del pueblo.

Señaló que con estas nuevas pruebas develadas por la propia señora Jeanine Añez, el Ministerio Público deberá convocar a todos los que menciona en sus declaraciones, puesto que ellos fueron los principales gestores para la ruptura constitucional, los actos violentos que se registraron después de la toma abusiva del poder y las masacres de Senkata, Sacaba, Pedregal y otras regiones del país, que causaron dolor y llanto en la familia boliviana.

“El Ministerio Público tiene la obligación de esclarecer cada etapa de ese proceso, desde la conspiración, asunción al poder y el ejercicio del poder durante el gobierno de Añez y debe hacerlo en diferentes denuncias que existen y que están siendo ya investigadas”, añadió.

El senador por el Movimiento Al Socialismo (MAS) Santos Ramos indicó que con estas nuevas revelaciones que hace la señora Añez, se cae el discurso de los líderes de la oposición que ahora salen con mentiras y quieren lavarse las manos sobre su actuación en las reuniones que sostuvieron con Añez antes del golpe de Estado.

Para el MAS, Mesa fue parte del golpe de Estado

El diputado por el Movimiento Al Socialismo (MAS) Ángelo Céspedes asegura que el señor Carlos Mesa y otros líderes políticos de la oposición quieren lavarse las manos por todos los hechos que ahora se develan poco a poco y que afirman todo lo contrario a lo que manifiestan, en sentido de que no tuvieron participación alguna.

“Yo quiero pedirle a Mesa que en vez de lavarse las manos asuma con responsabilidad su accionar y que de cara al pueblo boliviano diga la verdad sobre su participación durante el gobierno de la expresidenta Añez”, dijo.

Ratificó que el pueblo boliviano necesita conocer los verdaderos hechos suscitados antes y después del golpe de Estado y sólo las investigaciones podrán esclarecer los sucesos.

Áñez devela que Mesa objetó a Salvatierra y que Paz la llamó para proponerle el cargo

“El señor (José Antonio) Quiroga llama al señor Carlos Mesa por teléfono para consultarle y éste le responde que la ciudadanía no aceptaría esa sucesión (de Adriana Salvatierra)”.

La senadora Jeanine Áñez, en reunión con al clero de la Iglesia Católica, antes de su proclamación, el 12 de noviembre de 2019. Foto: RTP

LA RAZON.- Jeanine Áñez reveló que Carlos Mesa objetó la sucesión de Adriana Salvatierra tras la renuncia de Evo Morales y recordó que la noche de aquel 10 de noviembre de 2019 Ricardo Paz, asesor del expresidente, la llamó para proponerle el cargo.

“Entre las 18.00 y 19.00 (era de noche) yo recibo una llamada de Ricardo Paz, que me pone en altavoz, me explica que ellos estaban en una reunión buscando una reunión”, dijo la exmandataria transitoria en su declaración ante el Ministerio Público, el 8 de junio reciente, a la que accedió La Razón.

Áñez se refirió así a una primera reunión que la Iglesia Católica y la Unión Europea (UE) habían propiciado a las 18.00 de ese domingo en la Universidad Católica Boliviana (UCB), en La Paz, con el fin de encontrar una salida extralegislativa a la crisis política de entonces.

“Me sorprendo de la llamada, me dicen que estaban buscando la mejor forma constitucional, de cómo hacer una transición y cómo en el Senado todos habían renunciado”, dijo en referencia a las renuncias de entonces de Salvatierra, a la sazón presidenta de la Cámara de Senadores, y Rubén Medinacelli, primer vicepresidente, del Movimiento Al Socialismo (MAS).

Áñez, detenida ahora en la cárcel de Miraflores de La Paz a denuncia de la exdiputada del MAS Lidia Patty por presuntos delitos de conspiración, sedición y terrorismo, contó que los asistentes a la reunión de la UCB le preguntaron si estaba dispuesta “a asumir la presidencia para hacer el proceso de transición y llamar a nuevas elecciones constitucionales”.

“Yo respondo que estaría dispuesta si podría contribuir a la pacificación del país”, recordó en la declaración ante los fiscales del caso.

“Y, obviamente, si no habría ninguna oposición. Recalco que nunca me ofrecí, ni que iba a ser una impostura de mi parte, que tampoco lo esperaba, pero sí podía contribuir con la pacificación. Yo acepté”, dijo Áñez.

A pesar de que al inicio de su detención dijo que se acogería al silencio en este caso llamado “golpe de Estado”, la otrora segunda vicepresidenta de la Cámara de Senadores declaró el martes 8 de noviembre ante el fiscal de materia Omar Alcides Mejillones y los oficiales de investigación tenientes Carlos Vargas y Emanuel Gemio. Fue asistida por los abogados Alaín de Canedo Ostria y Norka Cuéllar.

Al principio de su declaración, Áñez recordó que supo de una reunión previa en la casa de José Antonio Quiroga, en la editorial Plural, a la que presuntamente asistieron Salvatierra, el entonces ministro de Comunicación, Manuel Canelas, y Paz, asesor de Mesa.

Dijo que Salvatierra les había recordado que ante una eventual renuncia de Morales ella “accedería a la presidencia por sucesión constitucional y llamará a elecciones con un nuevo Tribunal Constitucional (sic)”.

“Y le consulta si eso sería aceptado por el señor Carlos Mesa. El señor Quiroga llama al señor Carlos Mesa por teléfono para consultarle y éste le responde que la ciudadanía no aceptaría esa sucesión, (que) las protestas continuarían”, continuó Áñez, aunque también dijo que Mesa buscaba una salida constitucional.

«Se dice que en la reunión se propuso que debía elegirse como presidente interino a un senador con experiencia, a lo que Carlos Mesa indica que la sucesión debería ser constitucional y que no aceptaría ninguna sucesión inconstitucional. Algunos señalaron que debería elegirse a un senador con experiencia, pero a esa propuesta el señor Carlos Mesa menciona que la sucesión debería ser constitucional», relató.

“Luego, el señor Carlos Mesa realiza una declaración en una radio mencionando que no aceptaría la sucesión de Adriana Salvatierra”, insistió Áñez.

Entonces, Mesa era uno de los principales actores políticos, arropado por los resultados de las elecciones generales del 20 de octubre que le daban el segundo lugar, aunque los había cuestionado debido a un presunto “fraude monumental”.

Al día siguiente, el lunes 11 de noviembre, el excandidato presidencial de Comunidad Ciudadana (CC) participó de otras reuniones en la UCB. Y el 12, horas antes de la proclamación de Áñez, también.

En una entrevista con el ‘streaming’ Piedra, Papel y Tinta, de La Razón, la exdirectora de la Unidad de Investigaciones Financieras (UIF) Teresa Morales dijo que asistió a dos de esas reuniones, pero como “guardaespaldas” de Salvatierra, sin derecho a “voz y voto”, al no ser ni legisladora ni autoridad política.

“Ninguna salida llevaba a lo que ellos querían, instalar un gobierno. Con toda claridad, Carlos Mesa le preguntó a Adriana ‘¿qué les parece que Jeanine Áñez fuera presidenta? Estaban sentados frente a frente, y Adriana les dijo: ‘Yo no entiendo por qué me preguntan si ya la señora Áñez se está moviendo en la cápsula presidencial; seguramente ustedes habrán decidido cosas’”, contó.

Luego de esa reunión, en la tarde-noche, Áñez se proclamó, primero, titular de la Cámara de Senadores, y, luego, sucesora de Morales, en sendos actos en los que no hubo resolución legislativa alguna, quorum y presencia de los dos tercios del MAS.

Además de Mesa y Paz, a la reunión de las 18.00 del 10 de noviembre asistieron el monseñor Eugenio Scarpellini y Aurelio Pessoa, en representación de la Iglesia Católica; el representante de la UE, León de la Torre, y los diplomáticos españoles Emilio Pérez de Ágreda y Cristina Borreguero, entre otros, según contó Áñez.

https://www.la-razon.com/nacional/2021/06/11/anez-devela-que-mesa-objeto-a-salvatierra-y-que-paz-la-llamo-para-proponerle-el-cargo/

Antes de asumir el poder, Áñez revela que la trasladaron en helicóptero y que se reunió en La Paz con Camacho

La expresidenta Jeanine Áñez relató cómo llegó a La Paz el 11 de noviembre, un día antes de asumir el poder. Dijo que la recibió un militar en el aeropuerto de El Alto y le informó que tenía la instrucción de trasladarla en helicóptero al Colegio Militar

La exmandataria Jeanine Áñez. Foto de archivo: AFP.

LA RAZON.- Un día antes de asumir el poder, la entonces senadora Jeanine Áñez llegó al aeropuerto de El Alto en un vuelo comercial y desde ahí fue trasladada, junto al senador Óscar Ortiz, en un helicóptero de la Fuerza Aérea hasta el Colegio Militar. Ese mismo día, el entonces cívico Luis Fernando Camacho la convocó a reunirse antes que lo haga con sus colegas de oposición.

“En el aeropuerto nos estaba esperando un helicóptero de la Fuerza Aérea, allí estaba personal militar, me subí al helicóptero, junto con el senador Ortiz, el que nos recibió era un militar, nos dijo que tenía instrucciones de llevarnos al Colegio Militar”, relató en su declaración revelada por la red Gigavisión ante la Fiscalía y en el marco del caso “golpe de Estado”.

Para entonces su nombre ya había sido concertado en la reunión extralegislativa de la Universidad Católica Boliviana (UCB) para que asuma el poder, como parte del plan B que había revelado el jefe de Unidad Nacional (UN), Samuel Doria Medina, según contó la exdirectora de la UIF Tersa Morales que, dijo, asistió a esa cita como acompañante de la entonces senadora Adriana Salvatierra.

El 12 de ese noviembre, Áñez se declaró presidenta del Senado y se autoproclamó presidenta del Estado. El expresidente Evo Morales había renunciado dos días antes, acorralado por las denuncias de fraude electoral, una prolongada protesta cívica, un motín policial y la “sugerencia” militar de dimisión.

Doria Medina, el expresidente Jorge Quiroga y su asesor Luis Vásquez; Jerjes Justiniano (enviado de Camacho); Carlos Mesa, Ricardo Paz y Carlos Alarcón; y, el representante de Jubileo, Juan Carlos Núñez, junto a representantes de la Iglesia Católica y de la Unión Europea participaron de las reuniones extralegislativas en la UCB.

Camacho lideró las protestas cívicas y se encontraba en La Paz. “Teníamos que ir a la Asamblea pero previo a ello me fui a reunir con Luis Fernando Camacho al Hotel Casa Grande, el cual queda por la zona Sur, ya que Camacho me mandó a decir que previo a llegar a la Asamblea era preciso que nos encontremos”, relató en otra parte de su declaración.

Áñez dijo que en esa reunión estaban Camacho, Justiniano, Marco Pumari, excívico de Potosí, y otras cinco personas a las que, dijo, no conocer.

La expresidenta prestó sus declaraciones en la cárcel de Miraflores, donde se encuentra recluida por los hechos que derivaron en la dimisión de Morales. En otra parte de su declaración sostiene que desde Trinidad llegó a la Paz en un vuelo comercial y que en la escala en Santa Cruz coincidió con Ortiz.

https://www.la-razon.com/nacional/2021/06/10/antes-de-asumir-el-poder-anez-revela-que-la-trasladan-en-helicoptero-y-que-se-reune-con-camacho/