Ecuador «prestó» al régimen de Añez gases lacrimógenos por un valor de $us 1.3 millones

AGENCIA BOLIVIANA DE INFORMACION.- El abogado Gary Prado informó que el exministro de Gobierno, Arturo Murillo, presionó y gestionó, mediante el Ministerio de Defensa, el préstamo de gases lacrimógenos de Ecuador (Gobierno de Lenín Moreno) con el argumento de dotar a la Policía Boliviana de insumos antimotines durante el régimen de Jeanine Áñez.

En mayo, Murillo fue aprehendido en EEUU acusado por lavado de dinero y sobornos debido a su participación en un caso de adquisición de gases lacrimógenos con sobreprecio.

Prado aseguró que el caso del préstamo ocurrió mientras Murillo hacía las gestiones para adquirir los gases lacrimógenos de la empresa Cóndor mediante la intermediaria Bravo Tactical Solutions LLC (BTS) por un precio de $us 5,6 millones, es decir, con un sobreprecio de $us 2,3 millones.

“Se prestaron un avión de la Fuerza Aérea y le pidieron al Gobierno ecuatoriano el valor equivalente a 9 millones de bolivianos (1.3 MILLONES DE DÓLARES) de gas para suplir hasta que llegue esta compra y nunca les devolvieron”, indicó el abogado que asumió la defensa de dos exfuncionarios vinculados al caso, mismos que están privados de libertad, según reporte de ATB.

El jurista dijo que Murillo presionó para que se opte por el préstamo con el argumento de que la Policía Boliviana no contaba con la dotación necesaria de agentes químicos y vinculó al Ministerio de Defensa.

“Antes que mis clientes fueran funcionarios del Ministerio de Defensa, se había procedido a proveer un vuelo de la Fuerza Aérea hasta Quito, Ecuador, a recoger ese material”, aseveró. 

Dijo que Ecuador reclamó el préstamo al entonces ministro de Defensa, Fernando López, por los gases lacrimógenos prestados en 2020.

La denuncia de Prado se suma a lo dicho por la exministra de Comunicación de Jeanine Áñez, Roxana Lizárraga, quien sostuvo, en una entrevista con radio Fides, que al tener la versión de que la Policía y las FFAA no contaban con agentes químicos para dispersar un supuesto intento de explotar la planta de Senkata, el Gobierno de facto solicitó un préstamo de estos agentes químicos a un “gobierno amigo”.

AQB / Agencia Boliviana de Información
ABI. Derechos Reservados. 1996 – 2021