El 2019 en Bolivia no hubo sucesión constitucional sino golpe de Estado, asegura el Procurador

El Alto, PRENSA PROCURADORIA.- El procurador general del Estado, Wilfredo Chávez Serrano, demostró hoy, de forma incontrastable, que los sucesos luctuosos de 2019 y la imposición de Jeanine Áñez como presidenta de Bolivia obedecieron a un golpe de Estado porque con antelación se preparó una narrativa destinada a desconocer los resultados de las elecciones de 2019, que “no existió sucesión constitucional” ni la “vacancia” en el ejercicio del poder y que las renuncias de las autoridades legislativas fueron forzadas.

En conferencia de prensa realizada en las instalaciones de la Procuraduría General del Estado, el Procurador Chávez Serrano explicó que durante todo ese tiempo, el pueblo boliviano sufrió una serie de vulneraciones a los derechos humanos con las intervenciones policiales, el desconocimiento del mandato presidencial y las operaciones conjuntas realizadas entre la policía y las FFAA que derivaron en las masacres de Sacaba, Senkata, Huayllani y otras poblaciones.

Señaló también que el presidente Morales Ayma renunció el 10 de noviembre con el objetivo de pacificar el país, pero que esa renuncia era forzada.

Luego de la renuncia “no se ha dado una vacancia en el poder, pues se habilitaba la sucesión constitucional hacia el Vicepresidente, al presidente del Senado y al de diputados como señala la Constitución Política del Estado”, sentenció.

En ese sentido, recordó que en los casos de Hugo Banzer Suárez, Gonzalo Sánchez de Lozada y del propio Carlos Mesa se siguió un procedimiento claramente establecido en la Constitución y la normativa interna de las Cámaras Legislativas existiendo las constancias de sesiones de Congreso.

“En el caso de Banzer, la Vicepresidencia nos certificó que la nota de renuncia fue admitida en sesión del entonces Congreso Nacional y que luego se habilitó la sucesión constitucional del Vicepresidente”, añadió.

El Procurador General del Estado indico que similar procedimiento se realizó con los casos de Gonzalo Sánchez de Lozada y de Carlos Mesa, pero que en el caso de Morales no hay respuesta alguna y eso es “porque formalmente jamás se ha dado la aceptación de su renuncia y que en consecuencia no se habilitaba la sucesión constitucional”.

Remarcó que el Tribunal Constitucional emitió, el 12 de octubre de 2019, un “comunicado” señalando la sucesión constitucional, pero como no hubo aceptación ni rechazo de la renuncia de Morales no podía aplicarse ese mecanismo.

Chávez Serrano declaró que existe un tratamiento constitucional que en el caso específico de la renuncia del presidente Morales no se siguió, mucho menos, aplicando los artículos pertinentes de la Constitución Política del Estado como el Art. 161, parágrafo 3: “Admitir o negar la renuncia de la Presidenta o del Presidente del Estado, y de la Vicepresidenta o del Vicepresidente del Estado”, que está relacionado con el 169, parágrafo I. referido al impedimento o ausencia definitiva de la Presidenta o Presidente.

“No existe la famosa vacancia porque no hay una renuncia formalmente presentada y que tenga el sello de recepción ante la Asamblea Legislativa Plurinacional”, insistió.

Las renuncias

Con relación a este tema manifestó que, de acuerdo al Tribunal Constitucional, la renuncia debe cumplir varios requisitos: ser escrita; debe ser libre, presentada personalmente y acompañada por la cédula de identidad del renunciante.

Del mismo modo, aclaró que las decisiones del Tribunal Constitucional deben ser obedecidas cuando son sentencias constitucionales, Declaraciones Constitucionales y Auto Constitucionales.

Rememoró también que Adriana Salvatierra fue coaccionada para que renuncie, que le quemaron la casa de Víctor Borda (expresidente de Diputados) y que torturaron a su sobrino y que Borda “tampoco hace llegar al Parlamento, una renuncia escrita y formal y que no hay sello de recepción”

Unidad de Comunicación y Relaciones Públicas

Procuraduría General del Estado

MAS denuncia «golpe de Estado» en organismos internacionales

El Procurador General del Estado, Wilfredo Chávez, considera que no existen pruebas del fraude de las elecciones de 2019

ANF.- El Gobierno envió un informe a la delegación de la Organización de Naciones Unidas (ONU) en Bolivia, legaciones diplomáticas y otras organizaciones de derechos humanos, con el objetivo de explicar que en 2019 se gestó un «golpe de Estado» contra el mandato de Evo Morales.

El Procurador General del Estado, Wilfredo Chávez, indicó que el documento se remitió como una respuesta a la solicitud que hizo el organismo internacional, en el que se explica que no se cumplió con el procedimiento constitucional para que Jeanine Áñez asuma la presidencia del Estado, tras la renuncia Evo Morales.

«Todo conduce a que en el país el 10 de noviembre se ha consumado un golpe de Estado con la renuncia de Evo Morales a su mandato (…) Se ha enviado información a la ONU destacando estos acontecimientos y el incumplimiento de los procedimientos constitucionales para la sucesión de mando», afirmó Chávez en contacto con los medios de comunicación.

El presidente Luis Arce, durante su discurso en conmemoración del Día del Trabajo afirmó que en Bolivia se produjo un «golpe de estado», además pidió a las organizaciones sociales y a los afiliados a la Central Obrera Boliviana (COB) defender la recuperación de la democracia.

El legislador supraestatal del Movimiento Al Socialismo (MAS) Adolfo Mendoza, representante de Bolivia ante el Parlamento Andino también sustento esa narrativa ante esa instancia internacional y cuestionó la resolución que emitió el Parlamento Europeo que pidió la liberación de la expresidenta Jeanine Áñez.

El presidente de la Cámara de Diputados, Freddy Mamani, cuestionó que los eurodiputados hayan emitido un pronunciamiento sin visitar el país. Consideró que deben hablar con las familias de las víctimas de Sacaba y Senkata.

El presidente del MAS, Evo Morales, salió al ataque y afirmó que la resolución del Parlamento Europeo es cómplice de los responsables que participaron de la ruptura de su mandato, afirmó que es una clara actitud intervencionista.

No hubo fraude

Por otra parte, Chávez señaló que el informe enviado a la ONU señala que un grupo de opositores instaló la idea del fraude electoral y desconocimiento de los resultados de las elecciones, a su criterio, hasta el momento no se presentaron pruebas de esa denuncia.

Sucesión

Con relación a la sucesión, Chávez afirmó que la renuncia de Evo Morales no fue aceptada por la Asamblea Legislativa, como se debía por procedimiento. También restó validez a las renuncias que hicieron públicas en noviembre de 2019 los entonces presidentes camarales, Adriana Salvatierra y Víctor Borda, bajo el argumento de que se hicieron bajo presión.

Considero que estos hechos deben ser investigados por la Fiscalía y determinar sanciones contra la expresidenta Jeanine Áñez. El presidente de la Cámara de Senadores, Andrónico Rodríguez, anunció que presentarán otra demanda contra Jeanine Áñez por asumir la presidencia de la Cámara Alta.

Añez fue detenida en marzo, junto a los exministros Álvaro Coimbra y Rodrigo Guzmán, por la denuncia de supuesto «golpe de estado». Por esta querella fueron enviados a prisión con detención preventiva por los delitos de sedición, terrorismo y conspiración.

https://correodelsur.com/politica/20210502_mas-refuerza-teoria-del-supuesto-golpe-de-estado-en-organismos-internacionales.html