Piden investigar a exministras de comunicación golpistas por censura y represión

ABI.- Dirigentes de sectores sociales solicitaron este lunes que la Fiscalía investigue a las exministras de Comunicación del régimen de facto, Roxana Lizárraga e Isabel Fernández, por las agresiones a periodistas, por el cierre de medios de difusión y por la muerte del reportero argentino Sebastián Moro.

«Pedimos a la Fiscalía que cite a las exministras Isabel Fernández y Roxana Lizárraga para declarar qué ha pasado con los periodistas, que ha pasado con el periodista argentino, ¿por qué han muerto?, ¿cuáles son los hechos?, ¿por qué han torturado? Esa aclaración queremos que hagan, pedimos justicia», dijo Gregorio Mamani, representante del Comité Cívico de la ciudad de El Alto, en declaraciones a Bolivia Tv.

Durante el golpe de Estado, decenas de periodistas fueron perseguidos y privados de su derecho al trabajo en medios estatales. Ellos fueron sacados de sus fuentes laborales por la fuerza, gracias a los grupos armados que sustentaron al régimen de facto.

Además, varias Radios de los Pueblos Originarios (RPOs) fueron clausuradas por el régimen de Jeanine Áñez. Las oficinas de esos medios fueron desmanteladas y sus equipos saqueados o inutilizados mientras el personal sufrió despidos.

Por si fuera poco, periodistas independientes que buscaban mostrar al mundo las masacres de Senkata y Sacaba, fueron amedrentados y lastimados por las fuerzas policiales, por los propios periodistas de medios tradicionales y por turbas afines al régimen de facto.

Además de ello, el 11 de noviembre de 2019, durante la implementación del golpe de Estado, murió el periodista argentino Sebastián Moro, con politraumatismo y señales claras de haber sido golpeado.

Gabriel Aguirre, secretario General del Comité de Solidaridad Internacional y Lucha por La Paz, presentó en la ONU, la denuncia por la muerte de Moro. “Llamamos la atención sobre el caso del periodista Sebastián Moro, quien murió en extrañas circunstancias y de acuerdo al informe forense se revela que antes de morir fue golpeado y su cuerpo apareció con claros signos de politraumatismos”, señaló ante Naciones Unidas. También responsabilizó “a la Policía y las Fuerzas Armadas de Bolivia” por el hecho, según informó el periódico Página 12, citado en el portal digital Nodal.

Al respecto, el diputado del MAS-IPSP, Juanito Angulo, sostuvo que «muchos periodistas han sido perseguidos solo por informar ante la comunidad. En provincias, han sido cerradas las radios comunitarias y se han detenido a varios periodistas», por lo que esos hechos deben ser investigados y los responsables, sancionados.

JML / Agencia Boliviana de Información