El «embajador» de Añez, Mohammed Mostajo, cobró $us 6.000 mensuales sin trabajar

ERBOL.- La designación de Mohammed Andrés Mostajo-Radji como embajador de Ciencia, Tecnología e Innovación ante Organizaciones Internacionales, durante la administración de Jeanine Añez, habría tenido serias irregularidades que implican incluso en haber cobrado un sueldo de $us 6.000 sin haber ejercido el cargo.

Fue posesionado el 13 de febrero de 2020 con la misión de coadyuvar en la creación de un observatorio boliviano de ciencia y tecnología pero hasta el momento, no hubo tal proyecto. El embajador de Bolivia ante la Organización de Naciones Unidas, Diego Pary, en entrevista con ERBOL Radio, dijo que su cargo “nunca existió” y que fue solo un “invento” de la excanciller Karen Longaric.

El número de ítem del exembajador es 2614 dentro de la planilla del servicio exterior como Primer Secretario en la Representación de Bolivia ante las Naciones Unidas que tiene su sede en Nueva York, Estados Unidos, pero en este caso, Mostajo nunca habría pisado esa representación diplomática. Para figurar que se presentó y que comienza a ejercer sus funciones, se presentó en San Francisco,  California, el 17 de febrero de 2020.

“Todo funcionario cuando es nombrado para ejercer una función, tiene que presentarse en la sede de sus funciones, es decir, reportarse, firmar un acta y esta acta se remite a Cancillería y ahí se registra que está empezando a trabajar en la sede de sus funciones”, sostuvo.

Pero en el caso de Mostajo, habría pasado todo lo contrario lo que implicó incluso en el salario que recibió de $us 6.000 de marzo. Esto se encontraría registrado como cobrado en esta misión permanente de Bolivia en Naciones Unidas, según Pary.

“Enviaron su salario del mes de marzo a esta misión permanente y el representante permanente, de su momento, envío su cheque sin que ni siquiera el señor Mostajo firmara las planillas de que se le estaba pagando el salario”, afirmó.

El caso se encuentra en investigación de la Unidad de Transparencia del Ministerio de Relaciones Exteriores. El embajador boliviano advirtió un “claro caso de corrupción” y fraude al Estado debido a que no habría ejercido sus funciones.

“Lo que se está haciendo es cobrar un salario sin cumplir funciones. El señor (Mostajo) jamás se ha presentado en esta representación permanente y jamás ha ejercido las funciones por las cuales acomoda cobrar un salario”, añadió.

Insistió que habiéndose presentado en esa representación diplomática nunca se presentó en las oficinas de Nueva York, pero en cambio, figura como si se hubiese presentado en San Francisco, California, donde Bolivia no tiene un consulado ni una oficina.