Añez y Longaric borraron a Bolivia del mapa en relaciones exteriores, denuncia el canciller Mayta

LA RAZON.- El canciller Rogelio Mayta denunció este jueves que la gestión de Jeanine Añez logró, con actitudes “beligerantes”, borrar el mapa a Bolivia en sus relaciones exteriores. La autoridad anunció que su oficina reencaminará los vínculos especialmente con México, Argentina y Cuba.

“Nos han borrado del mapa, nosotros teníamos una voz respetada y respetable; hemos impulsado iniciativas como la de declarar el agua como derecho humano, los derechos de la Madre Tierra. En los escenarios donde se discutía acerca del calentamiento global, la voz de Bolivia era escuchada, era referente; había países que esperan la palabra de Bolivia para responder a los llamados que hacíamos a la comunidad internacional”, dijo en un encuentro con los periodistas.

Mayta lamentó el accionar del gobierno transitorio que, en su criterio, mostró actitudes beligerantes con México, Argentina y Cuba. “En esos 11 meses nos han borrado del mapa, fue una tensión innecesaria y exagerada y ya lo estamos normalizando”.

Durante la gestión de Añez, la entonces canciller Karen Longaric cuestionó que México y Argentina otorguen asilo al expresidente Evo Morales luego de su renuncia.

Finalmente, el canciller dijo que en su gestión busca el restablecimiento de relaciones bilaterales con todos los países afectados, con base en el respeto a la soberanía.

Canciller Mayta: ‘En 11 meses nos han borrado del mapa’ internacional

Canciller: El Gobierno de Áñez borró del mapa internacional a Bolivia

La Paz, 11 dic (ABI).- El ministro de Relaciones Exteriores, Rogelio Mayta, aseguró este viernes que el gobierno de facto a la cabeza de Jeanine Áñez borró del mapa multilateral a Bolivia debido a las acciones contrarias a los cánones diplomáticos que caracterizaban al país.

«En las relaciones bilaterales, se tomaron acciones y decisiones que eran innecesariamente beligerantes que rompieron los cánones de las relaciones diplomáticas, que siempre se caracterizaron al quehacer diplomático del Estado boliviano. En el ámbito multilateral, nos han borrado del mapa», aseguró.

Explicó que durante la anterior gestión de gobierno del Movimiento Al Socialismo (MAS), la voz de Bolivia en los espacios internacionales era protagonista, respetada y escuchada. Recordó los aportes que se plantearon como, por ejemplo, las campañas internacionales que lograron el derecho humano del acceso al agua o el respeto a los derechos de la Madre Tierra.

«Como estaba la Cancillería se expresa en cómo estuvo el accionar del servicio exterior en el ámbito bilateral y multilateral. Eso se resume en que la presencia boliviana, en esos 11 meses (del gobierno de Áñez), se vino a menos de forma estrepitosa», cuestionó el Canciller.

Mayta informó que como parte de la gestión ahora se busca el restablecimiento de relaciones bilaterales con todos los países afectados en base al respeto a la soberanía.

«Estamos en ese proceso de superar la tensión que para nosotros fue innecesaria», dijo.

Mayta advierte que en gobierno de Áñez la diplomacia fue incongruente con el plan de desarrollo nacional

La Paz, 11 dic (ABI).- El canciller Rogelio Mayta advirtió el viernes que durante los 11 meses del gobierno de facto de Jeanine Áñez la diplomacia boliviana fue incongruente con el plan de desarrollo nacional, aprobado por ley.

«El trabajo en esos 11 meses de la Cancillería fue absolutamente incongruente con el plan de desarrollo que fue aprobado hace unos cinco años, por ley del Estado Plurinacional», dijo en conferencia de prensa.

Explicó que el plan de desarrollo nacional establece los lineamientos estratégicos para construir una Bolivia digna, soberana, productiva y democrática para vivir bien.

«El relacionamiento internacional que asumimos tiene que responder a esa lógica (…), se fue a contramano, nosotros habíamos construido una idea de integración en el marco de Celac (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeño), de Unasur (Unión de Naciones Suramericanas) y la Cancillería se salió de todas esas relaciones», agregó.

Advirtió que el plan de desarrollo nacional prevé fortalecer las relaciones comerciales regionales para impulsar la exportación de productos nacionales.

«Todo eso respondía a un plan de desarrollo aprobado por ley y de repente fue frenado en seco y empezaron a seguir lógicas reñidas con ese plan de desarrollo. Obviamente, esa incongruencia pasa facturas y no a las personas, sino a las instituciones, a los Estados y es lo que en este momento estamos enfrentando», agregó.

En los últimos 14 años, antes de 2019, Bolivia fue parte de bloques como la Unasur, Celac y la Alianza Bolivariana de Nuestra América – Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA – TCP), por la afinidad ideológica.

Sin embargo, el gobierno de facto de Jeanine Áñez decidió retirar a Bolivia de la Alba, evaluar su participación en la Celac e iniciar los trámites para salir de la Unasur, además de ingresar al Grupo de Lima.