Fiscalía acepta investigar a los golpistas Camacho, jefes militares y policiales

DIARIO DIGITAL OXIGENO.- El Ministerio público admitió la denuncia interpuesta contra Luis Fernando Camacho, el excomandante de la Policía Yuri Calderon, el excomandante de las FFAA Williams Kaliman, entre otros, por el presunto delito de terrorismo durante los conflictos post electoral del 2019.

La denuncia fue interpuesta por la exdiputada del Movimiento al Socialismo (MAS), Lidia Patty, por el presunto golpe de estado en contra del expresidente Evo Morales.

El abogado de la ex legisladora, Víctor Nina, en conferencia de prensa señaló que incluso y se asignó un fiscal para las investigaciones del caso y también un juez de garantías para asegurarse se respeten los derechos de los denunciados.

En concreto, la denuncia cursa contra Camacho y su padre, el excomandante de las Fuerzas Armadas (FFAA), general Williams Kaliman, el excomandante de la Policía, Yuri Calderón, entre otros, quienes son apuntados de haber «conspirado y desestabilizado el gobierno de Evo Morales en noviembre de 2019.

El documento expone, además, como víctimas de estos hechos al entonces presidente Evo Morales, al exvicepresidente Álvaro García Linera, a la expresidenta de la Cámara de Senadores Adriana Salvatierra Arriaza y al expresidente de la Cámara de Diputados Víctor Ezequiel Borda Belzu.

La denuncia culpa a Camacho de haber comandado grupos subversivos que comenzaron el presunto “golpe” con la quema de las sedes de los tribunales departamentales electorales (TSE), y a su padre, por complotar con sectores militares en actos de sedición y terrorismo.

La demanda también acusa a los policías del motín ocurrido el 8 de noviembre de 2019 y que se expandió por todo el país “conforme a lo planificado por Camacho (padre e hijo) y otros”.

http://www.oxigeno.bo/pol%C3%ADtica/45829