Expertos de la CIDH inician investigaciones sobre masacres en Bolivia del 2019

La Paz, (ABI).- Los integrantes del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) iniciaron, este lunes, las investigación de los hechos de violencia en 2019 sobre la base de tres ejes: la evaluación de las pesquisas que hizo el Estado; la realización de las indagaciones; y la reparación de las víctimas.

Julian Burger, uno de los especialistas de la comitiva, señaló que el GIEI tiene el mandato de apoyar y coadyuvar en las investigaciones y el esclarecimiento de los actos de violencia y de violación de los derechos humanos ocurridos en Bolivia, entre el 1 de septiembre y el 31 de diciembre de 2019, sin una predefinición de cualquier hecho específico.

«El bloque de expertos buscará conocer los hechos, valorar su importancia y profundizar las investigaciones en los (casos considerados) más graves», afirmó Burger.

Las indagaciones se realizan en el marco del protocolo suscrito, este lunes, entre el canciller Rogelio Mayta y los expertos independientes, enviados por la CIDH, para que se efectúen las pesquisas de la violencia registrada en 2019.

En esa línea, Burger afirmó que el acuerdo prevé que el grupo de expertos efectúe tres actividades centrales.

El especialista precisó que la primera actividad es efectuar un análisis técnico de las líneas de indagación adoptadas por las autoridades bolivianas para determinar las responsabilidades penales, civiles y administrativas.

Señaló que la segunda es elaborar un plan de investigación de los actos de violencia y la violación a los derechos humanos.

Asimismo, indicó que la tercera es aportar un análisis técnico del plan de atención integral a las víctimas de los hechos de violencia.

En ese sentido, Magdalena Correa, otra de las especialistas, señaló que el plazo de funcionamiento de su actividad empieza desde este lunes y se extenderá por seis meses.

«Dentro de ese periodo esperamos concluir nuestro trabajo y presentar el informe como está previsto. Pero, en todo caso se contempló la posibilidad de extenderlo en la medida en que sea pertinente», afirmó Correa.

En tanto, el experto Juan Méndez explicó que en ese lapso se investigarán los asesinatos individuales o colectivos; la desaparición forzada de personas; los casos de tortura, las detenciones irregulares o  arbitrarias; los actos de racismo o discriminación; las vulneraciones a la libertad de expresión; y la persecución judicial o extrajudicial.

Méndez apuntó que también se indagarán los incendios y destrucciones a la propiedad pública o privada; las amenazas y hechos afines o similares cometidos en el curso de las tensiones sociopolíticas, protestas y movilizaciones sociales de 2019.

El grupo interdisciplinario también está compuesto por Marlon Weichert  de Brasil y Patricia Tappatá Valdez, de Argentina.

En tanto, Jaime Vidal, de Chile, fungirá como secretario ejecutivo y coordinador del GIEI-Bolivia.

El GIEI-Bolivia evaluará la respuesta del Estado ante las masacres y la violencia de 2019

La Paz, (ABI).- Los integrantes del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI-Bolivia) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) evaluarán la respuesta del Estado boliviano ante las masacres y la violencia registrada en 2019, con el fin de sugerir y desarrollar un plan de atención integral de posibles reparaciones a las víctimas.

«El grupo de expertos analizará la intervención del Estado para recomendar y desarrollar en conjunto un plan de atención integral de posibles reparaciones, tanto en el aspecto material como inmaterial, individuales y colectivas, incluyendo medidas de restitución, compensación, satisfacción y rehabilitación, incluso de la atención en salud física, psicosocial y mental», afirmó Julian Burger, uno de los cinco especialistas de la comitiva.

Las declaraciones del experto se dan luego de que el Gobierno boliviano y los integrantes del GIEI de la CIDH suscribieron, este lunes, un protocolo para que se inicien las investigaciones de la violencia registrada en 2019, entre el 1 de septiembre y el 31 de diciembre de 2019.

Burger afirmó que el GIEI también podrá hacer recomendaciones a las autoridades policiales, fiscales, funcionarios de la Fiscalía General del Estado, jueces asignados a los casos específicos y otras autoridades, quienes pueden contribuir al esclarecimiento de los hechos y la eventual sanción de los involucrados.

En tanto, mencionó que la comitiva podrá hacer las pesquisas y determinar todas las posibles obstrucciones a las investigaciones de los incidentes identificados.

Asimismo, Burger indicó que los especialistas podrán hacer observaciones sobre la adecuación de los marcos normativos y las políticas públicas relacionadas con la promoción y la protección de los derechos humanos que hayan sido afectados.

Detalló que dichas observaciones se realizarán tomando en cuenta los estándares del derecho internacional sobre los derechos humanos.

«También compete al grupo de expertos proponer la adopción de medidas adicionales que garanticen la seguridad de las personas que colaboran con la investigación en calidad de testigos, peritos y colaboradores, conforme a la normativa boliviana e internacional vigente», apuntó Burger.

Expertos del GIEI-Bolivia ratifican su independencia y prometen una investigación imparcial

La Paz, (ABI).- Los integrantes del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI- Bolivia), de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ratificaron, este lunes, su independencia y prometieron efectuar una investigación imparcial de los hechos violentos registrados en 2019.

«La comitiva de cinco expertos es un grupo independiente, nosotros hemos sido seleccionados y nombrados por la CIDH. Sin embargo, nosotros actuamos en nombre personal, no representamos a nuestros estados de origen ni a la CIDH», afirmó Marlon Weichert, uno de los especialistas del GIEI.

Aclaró que los integrantes de la comitiva son independientes a las labores de la Organización de los Estados Americanos (OEA).

En ese sentido, Weichert afirmó que desarrollarán las indagaciones de los actos de violación de los derechos humanos de manera independiente y con autonomía, respecto a las autoridades nacionales e internacionales.

Por su parte, Patricia Tappatá Valdez, otra de las especialistas, recalcó que los expertos actúan a título personal y que desarrollarán las pesquisas con «imparcialidad y responsabilidad».

«Venimos de cinco países distintos, pero no somos sus representantes, actuamos a título individual. La sociedad boliviana debe saber que ejerceremos nuestro trabajo con imparcialidad y responsabilidad», aseguró Tappatá.

En tanto, Weichert también resaltó que otra de las fortalezas de los miembros del grupo de expertos es su interdisciplinariedad, pues poseen una amplia experiencia en sus países y fuera de ellos en el ámbito de los derechos humanos.

«Que vengamos de diferentes carreras nos parece que aporta visiones complementarias en el análisis de los hechos y la proposición de recomendaciones para las autoridades bolivianas», agregó el especialista.

El grupo también está compuesto por los expertos Julián Burger (Reino Unido), Magdalena Correa Henao (Colombia) y Juan Méndez (Argentina). Y Jaime Vidal de Chile fungirá como secretario ejecutivo y coordinador del GIEI-Bolivia.