El 63% de encuestados pide elecciones en Bolivia

La Paz.- Más del 60% de líderes de opinión considera a las elecciones generales de este año como un factor de alta relevancia para encaminar la salida a la crisis de representación política que hay en el país, según un estudio de la Fundación Friedrich Ebert (FES).

A la pregunta: “¿Cuál es la relevancia de los siguientes factores para encaminar una salida a esta crisis?”, el 63% de los entrevistados considera de “máxima importancia” la realización de los comicios generales este año.

En Bolivia, los comicios generales están previstos para el 6 de septiembre. Si el ganador no logra más del 50%, o 40% con una diferencia de 10% respecto al segundo, los postulantes más votados irán a una segunda vuelta el 18 de octubre.

El estudio de la FES se realizó basado en entrevistas online a “un grupo selecto y plural” de actores políticos, analistas, periodistas y especialistas en distintos ámbitos. Se aplicaron 140 cuestionarios, durante el 1 y el 17 de junio del 2020.

El trabajo también aborda sobre las medidas sanitarias y los comicios 2020. En ese contexto, se les permitió a los consultados elegir tres opciones. El 92% manifestó que el TSE debe priorizar la seguridad sanitaria para jurados y votantes.

El 53,2% cree que el organismo debe priorizar la “alta participación ciudadana”, y el 48,2% expresó que se debe priorizar la “observación electoral internacional”.

Consultados sobre el Gobierno y elecciones, el 69% percibe que el Ejecutivo no está comprometido con la realización de los comicios, frente a un 16,5% que dice que el Gobierno sí lo está. El 14,3% expresó que no sabe.

Más del 50% de los entrevistados considera que la transparencia y corrección del proceso, la difusión rápida de resultados preliminares y un acuerdo previo entre las candidaturas para aceptar el resultado son factores de una importancia “imprescindible” en torno al reconocimiento del resultado de la votación.

Tras un proceso de concertación, las fuerzas políticas consensuaron un nuevo proceso electoral, inicialmente fijado para el 3 de mayo. No obstante, por la pandemia, ese proceso quedó suspendido y tras desencuentros y falta de consenso, el TSE planteó que los comicios se realicen el 6 de septiembre, fecha que recibió respaldo internacional y de la mayoría de los partidos.

El trabajo de campo también indagó sobre “fractura social” después de las elecciones anuladas del 20-O. El 57,8% considera que “fractura social” generada en la crisis política de 2019 en la actualidad “es aún más profunda y crítica”, mientras que el 40% piensa que “se mantiene igual”, el 0,7% cree que “ha sido superada”, y el 1,43% dice que no sabe.

Ese resultado forma parte del estudio de la Fundación Friedrich Ebert (FES), que se realizó con base en 140 entrevistas online a actores políticos, analistas, periodistas y especialistas en distintos ámbitos profesionales.